ALICE IN CHAINS TOUR 2018

La magia oscura de Alice in Chains (artículos de Circus Magazine 1990-1991)

Circus Magazine fue una revista estadounidense especializada en música rock, que se mantuvo activa desde 1966 hasta el 2006. A continuación, publicaremos la transcripción de tres artículos publicados por dicha revista en los años 1990 y 1991, traducidos al español, que se refieren básicamente a la "nueva vida" de Alice in Chains, luego del lanzamiento del álbum "Facelift" en 1990.

Los vínculos de Alice in Chains con la brutalidad (Alice In Chains' Link With Brutality - Circus Magazine - 1990, por Mordechai Kleidermacher)
"Ver el video de Alice in Chains "Man in The Box" es un ejercicio de brutalidad. Filmada gloriosamente triste en blanco y negro, la banda de metal de Seattle toca en una granja en ruinas, encerrados en un corral con vacas, cerdos y cabras. En el plano final, una figura vestida de negro, se quita la capucha y revela su rostro. Sus ojos han sido cosidos. Cosas bastante desoladora, ¿cierto?
"Esta banda", afirma el afilador de hachas Jerry Cantrell, "se refiere a la realidad brutal de la vida." 
Producido por Dave Jerden (Jane's Addiction, The Rolling Stones, Social Distortion), el LP debut de Alice in Chains, Facelift, está plagado de melodías exóticas, hipnóticos riffs sonoros y letras extrañas. Sus 12 pistas tratan temas como la fe ciega ("Bleed The Freak"), la adicción a las drogas ("Real Thing") y el estar desamparados ("Man In The Box"). 
Alice In Chains - Cantrell, el cantante Layne Staley, el baterista Sean Kinney y el bajista Mike Starr - se vincularon hace unos tres años atrás. Staley y Cantrell habían vivido juntos en la sala de ensayos de Seattle, donde también trabajaban. Staley, quien se encontraba en una encarnación completamente diferente de Alice In Chains en ese momento [Alice N' Chains], presentó a Cantrell a Kinney y Starr. Los tres empezaron a tocar juntos. 
Poco después, las "cadenas" de Layne se separaron. Se trasladó a un grupo funk, y pidió a Cantrell que tocara la guitarra. Jerry estuvo de acuerdo, pero sólo si Staley cantaba con la banda de Cantrell. Aunque estos fueron acuerdos temporales, Staley estaba dividido entre los dos grupos. Con el tiempo, Cantrell quería que Staley cantara sólo con él. "Jerry dijo: 'O tu te quedas en mi banda o vamos a audicionar cantantes ", el barbudo Staley recuerda: "Realmente no pensé que lo harían, pero lo hicieron y los otros cantantes eran unos idiotas. Yo estaba muy celoso." 
Staley renunció a su banda y se unió a Cantrell, Kinney y Starr. El grupo era conocido como Diamond Lie antes de optar por su actual nombre. 
La inclinación de Alice in Chains por los temas graves es terapéutico para los miembros de la banda, de acuerdo al de 24 años de edad, Cantrell. "Trabajamos con nuestros demonios a diario a través de la música. Todo el veneno que se acumula durante el día se limpia en la noche cuando tocamos ... y dejamos que se vaya afuera como el sudor." 
"Si tu te siente deprimido o dañado", agrega el joven de 23 años de edad, Staley, "es más difícil de expresar esos sentimientos, porque vas a dañar a otras personas. Te lo guardas y los mantienes adentro, eso te roe hasta que te vuelves loco. Tengo esos sentimientos en mi escritura, por lo que no me vuelven loco." 
Las canciones son terapéuticas para los fans también. Staley recuerda un concierto en Pittsburgh. "Un fan se acercó al autobús y dijo: 'Yo era un adicto al crack y escuché "Real Thing" y me hizo dejar de fumar. Ustedes me salvaron." "No quiero tomar el crédito por eso, le dije. 'Tal vez te ayudó a abrir los ojos, pero tu te salvaste a ti mismo. "



La Magia Oscura de Alice in Chains (Alice in Chains' Dark Magic - Circus Magazine 1991, por Dan Hedges)
"Como puede ver, no dibujo muy bien", dice Layne Staley, en Atlanta. A bordo del bus de la gira de Alice in Chains, una hora antes del primer concierto de la banda con Van Halen, el cantante se inclinó sobre un cuaderno de dibujo, laboriosamente trabajando en un diseño para su próximo tatuaje. 
No es la típica calavera o el retrato de Axl Rose. El diseño de Staley es tribal. Es abstracto y primitivo - el tipo de glifo circular de protección. De la magia y la suerte. *
Para Staley, el guitarrista Jerry Cantrell, el bajista Mike Starr y el batería Sean Kinney, la magia ya está funcionando. Claro, muchas bandas han disfrutado de un mayor éxito mucho más rápido. El álbum debut de Alice in Chains, Facelift, consiguió disco de oro un año después de su lanzamiento. 
Pero la banda de Seattle sigue creciendo. La prensa se ha desbordado en aclamaciones. Liderados por la voz escalofriantemente majestuosa de Staley, el sonido de Alice in Chains nada tiene que ver con cliché en extinción de los riffs de Sunset Strip o las nauseabundas power balads, y tiene que ver con la agresión y las emociones oscuras. Cuando la música comienza, la fiesta se detiene. La banda no lo haría de ninguna otra manera. 
"La forma en que escribimos es terapéutico", revela Staley. "Se sacar las cosas oscuras afuera, la frustración." 
La oda oscura de la banda a la reclusión, "Man In The Box", ha sido la mayor puntuación de reacción en los conciertos. Los sentimientos de Staley, sin embargo, como en "Love, Hate, Love" y "Confusión" tocan los acordes emocionales más fuertes. "Son sobre las relaciones", dice. "Pero la gente tiene sus propias ideas." "Love, Hate, Love" fue escrita acerca de un patrón de conducta con una chica con la estuve muy mal, y sobre no saber como pararlo." 
Atrapado en una espiral que se repite ... se repite.. se repite ...
"Exactamente. Así que escribí una canción sobre cómo estaba siendo un idiota. Eso ayudó. Y dejé esa conducta." 
"Todavía siento las mismas emoción, pero las cosas originales ya fueron resueltas. Ahora hay nuevas montañas que hay que saltar." Él levanta la vista a su cuaderno de bocetos y sonrie. "Pero yo no soy una persona depresiva." 
No es que haya mucha depresión alrededor. Como señala Staley, la banda ha ido lento, tres años ascendiendo, llegando ya al cuarto, con una visión más realista de la vida de rock. "Cuando vivíamos en un apartamento de un dormitorio", dice "eramos una pandilla, 'Yeah, vamos a ir a por ellos. Vamos a tomar el mundo!." Pero desde que consiguieron el contrato discográfico, para hacer el álbum, los primeros shows y cosas como el Clash of The Titans tour ... el glamour se ha ido. Sólo queda, 'Esto es lo que hacemos. Haremos lo mejor que podamos.'" 
El baterista Sean Kinney está de acuerdo. "Éramos más descontrolados en nuestros primeros tours, gritando con todo", dice. "Llegó la edad en la segunda gira - aunque cuando estoy en casa, todavía no sé qué hacer, me vuelvo loco. De gira, hay muchas cosas que hacer. En casa, es como... nada." 
Para algunos músicos, el tiempo de inactividad provoca hábitos autodestructivos. Incluso Staley admite que, hasta hace un año, "yo era un total desastre. El mundo de las drogas, las chicas que dormían a tu alrededor ... me encantó. Pero las cosas no parecen tan glamorosa ahora. Llegaron a ser algo que yo odio así que encontré otras cosas que hacer con mi tiempo. No tengo que seguir perdiéndolo." 
Esto no quiere decir que Alice In Chains se haya unido al sacerdocio. Pero la banda se ha dedicado en casi todos los momentos afuera del escenario a trabajar en nuevo material para el próximo álbum, como también Staley sigue canalizando sus estados de ánimo en sus escritos: "letras de canciones, pensamientos, poemas," como él dice. "Desde que he dejado de sedarme a mí mismo, la realidad me golpeó como un mazazo. Tengo pensamientos que ojalá no tuviera, eso me molesta, y eso es lo que yo escribo. Me asustan, pero los dejo salir." 
Si Alice In Chains se abre paso en el 92 esa será la suerte. Y la magia. Pero, como Layne Staley dice: "En este momento es exactamente como he soñado ser. Cuando era más joven, pensábamos en ser ricos y famosos ... toneladas de automóviles ... un barco ..." Nosotros no tenemos eso. Pero hace dos años, estábamos tratando de conseguir por un dólar un hot-dog del 7-Eleven. Ahora nosotros pagamos nuestras cuentas y obtenemos una cierta cantidad de reconocimiento ".



Alice in Chains Breaks Out (Circus Magazine - Mayo 1991 por Mordechai Kleidermchaer)
Hablar acerca de la vida encantada. La mayoría de las bandas de jóvenes que venden sus baterías a la esclavitud para obtener un lugar en la apertura de una gira grande. Alice in Chains (guitarrista Jerry Cantrell, el bajista Mike Starr, el cantante Layne Staley y el batería Sean Kinney) serán los teloneros no en una, sino que en dos de los mejores tours de este verano - el Clash Of The Titans y con Van Halen. 
Con fecha de lanzamiento en septiembre de 1990**, el LP debut de los metaleros de Seattle, Facelift, fue inmediatamente aclamado por la crítica por su evocadoras letras oscuras y ritmos hipnotizantes. Pero no fue hasta mediados del '91 en que el Facelift se vendió rápidamente, gracias a la gira de los Titanes y la rotación en MTV del sombrío, pero potente de video: "Man In The Box", también nominado como el Mejor Video Heavy Metal en los premios MTV. Un año después de su lanzamiento, Facelift finalmente fue disco de oro. 
Pero para el guitarrista Cantrell, la mejor parte del éxito no es colgar un disco de oro en la pared de la sala. "Quiero escribir grandes canciones que le toque a las personas de todo el mundo", dice entusiasmado el espigado rubio, "Recibir una carta de un chico rockero de Australia sobre una canción que escribí es lo mejor."


Notas:
* ¿Será el logo solar de Alice in Chains que estaba dibujando?
** El álbum "Facelift" fue publicado el 21 de agosto de 1990.

www.aliceinchains.cl

No hay comentarios: