ALICE IN CHAINS TOUR 2018

"¿Por qué nos seguimos llamando Alice in Chains? Porque es nuestra puta banda"


Cuando la muerte de Layne Staley se hizo pública el 20 de abril de 2002, se hundía definitivamente las posibilidades de ver otra vez a Alice in Chains trabajando en algo nuevo. Hay que ser honestos... creo que todos pensamos lo mismo ese día en que nos enteramos de la muerte de Layne. Fue algo realmente devastador, triste, lamentable, doloroso... la sombra de la muerte teñía definitivamente todo.
Esta noticia llegó para Jerry Cantrell, cuando estaba preparando su tour, en donde tocaba algunas canciones de su próximo álbum solista, que ya estaba listo, el "Degradation Trip". De hecho, la primera fecha del tour era ese 20 de abril. Canceló varios conciertos, pero tenía que seguir adelante... había varios compromisos que cumplir, y además, recibió todo el apoyo de Comes With The Fall, quienes fueron la banda de soporte de esa gira, alentándolo a seguir adelante, a hacer lo que sabe hacer. Decidieron volver a la carretera, al trabajo... y por lo tanto, él vivió el luto arriba del escenario, rindiendo constantes homenajes a su amigo fallecido.
Cuando estaba a pocos días de publicar su nuevo álbum "Degradation Trip" (publicado en junio de 2002), y preparándose para la otra parte del tour, Cantrell señaló al respecto que "realmente no me siento feliz de hacerlo. Todo lo que podemos hacer es continuar. Esto es algo realmente difícil de hacer. Acabo de perder a uno de mis mejores amigos un par de semanas atrás... a mi socio creativo y toda mi banda de una sola vez. Por lo tanto, ya lo sé, estoy lidiando con eso para seguir adelante, y no sé cómo voy a hacer eso, pero lo superaremos."
Luego, en una entrevista de julio de 2002, se le consultó sobre la posibilidad de continuar adelante con Alice in Chains, con un nuevo vocalista. y al respecto respondió que "No, nunca seguiría sin Layne. Sólo tenemos que ponernos nuestra gorra y decirle adiós a eso, además de decir adiós a un amigo muy querido. Voy a seguir tocando esas canciones, porque es buena música, pero en lo que respecta a que Alice in Chains continue con otro cantante, eso nunca va a suceder."


El regreso de Alice in Chains
Después de años de inactividad como Alice in Chains, la banda volvió a tocar juntos por un fin benéfico: reunir fondos para las víctimas de tsunami del sudeste asiático del 2004. Fue un evento que se llevó a cabo en Seattle en febrero de 2005, que contó con la aparición de Ann y Nancy Wilson de Heart, Krist Novoselic de Nirvana, las bandas Supersuckers, Sir Mix-A-Lot, The Children of the Revolution, entre otras, pero el show estelar fue el de Alice in Chains, quienes a su vez invitaron a grandes amigos a participar en su presentación: Pat Lachman de DamageplanMaynard James Keenan de Tool, a la misma Ann Wilson y a Wes Scantlin de Puddle of Mudd. Esa fue una noche mágica, que detonó algo al interior de Jerry Cantrell, Mike Inez y Sean Kinney. El organizador del evento, Sean Kinney, fue quien llamó a Mike y a Jerry para llevar a cabo esta reunión. En realidad, no fue la gran reunión de regreso o algo así. No tenía otro propósito que pasar un buen momento juntos y ayudar a esa noble causa. Pero era algo que querían hacer, querían volver a tocar juntos otra vez. El mismo Cantrell señaló días antes de dicho evento que "habíamos estado hablando de hacer algo como esto hace un par de años, pero nunca habíamos sido capaces de llevarlo a cabo. Quiero decir, que no hemos estado en una habitación juntos. Pero cuando Sean llamó y me dijo que quería hacer un show benéfico, nos dijimos, 'Suena perfecto.' Y este era el momento adecuado para hacerlo."
Bastó con hacer pública esta noticia, y la división entre los fans comenzó (y que se mantiene hasta el día de hoy). Y claro, aunque el fin de este show era sólo eso, un evento de caridad para reunir fondos, ver a Alice in Chains sin Layne Staley se convirtió en una especie de sacrilegio para algunos.
Pasó más de un año para que se concretará el gran regreso: en el show realizado por VH1 en Atlantic City "Decades Rock Live!" el 10 de marzo de 2006, que rendía tributo a la banda Heart, Alice in Chains  regresó oficialmente a los escenarios ese día, con varios invitados: William DuVall de Comes With The Fall, Duff Mckagan de Velvet Revolver y Phil Anselmo de Down. Otro evento mágico que dejó con gustó de querer más. Fijaron giras por Europa, Estados Unidos y Japón, con William DuVall como invitado, pensando siempre en hacer estos conciertos como un tour de reunión y un homenaje a Layne Staley.
Cuando fijaron estos conciertos en febrero de 2006, Jerry Cantrell y Sean Kinney concedieron una entrevista explicando como serían estos conciertos. Cantrell señaló que "los estamos haciendo sobre la marcha. Es lo que siempre hemos hecho en el pasado. Estamos escribiendo el libro tal como la vivimos. Estamos seguros de que tendremos un buen momento y esto es algo que estará en el mismo nivel. Es un tipo de exploración y nos estamos divirtiendo con aquello. Queremos salir a tocar para la gente que nos apoyó y amó la música tanto como nosotros lo hicimos todos estos años. Queremos celebrar lo que hemos hecho y la memoria de nuestro amigo." Además, agregó que "Hemos tocado con algunos cantantes que puedan aportar con lo suyo a la banda sin ser un clon de Layne". 
Por su parte, Kinney señaló que: "Vamos a ir a tocar las canciones una vez más. Parece que es el momento adecuado, así que me imagino que vamos a salir a tocar en unos cuantos conciertos y ver a dónde va. Creo que sólo vamos a tocar en una variedad de lugares en los EE.UU. en los próximos meses, sin mucho aviso y tocar en algunos clubes y teatros pequeños, y luego ir a Europa y tocar en festivales. Más allá de eso, no sabemos en este momento." Y Luego agregó que: “Si encontramos a alguna persona para cantar me encantaría seguir tocando con ellos, me gustaría escribir algunas canciones cool y cambiaría el nombre para continuar de esa forma. No creo que la vida de Alice in Chains se prolongue ni que podamos reemplazar a Layne. Queremos tocar esas canciones una vez más, y si parece que es lo correcto, sucederá. No sé hasta cuando se va a extender esto o a dónde nos llevará. Es una especie de tributo a Layne y a nuestros fans, la gente que ama las canciones. No es cierta la situación 'No tengo dinero y necesito el dinero'. Nos encanta tocar juntos." Además, Kinney señaló que los productores de un reality show llamado "Rock Star" los contactaron, para que participaran en su segunda temporada, pero rechazaron la oferta.


La resurrección
Hablar de resurrección es hablar de muerte. Todos sentimos ese dolor profundo cuando Layne Staley murió, y por supuesto, vimos morir a Alice in Chains ese día. Pero cuando el resto de la banda quiso tocar una vez más, para homenajearlo, no se imaginaban lo que iba a venir. Nunca calcularon las consecuencias de volver a tocar juntos otra vez. Había pasado muchos años y en ese 2006, estaba otra vez tocando juntos en giras. Orgánicamente fue creciendo algo nuevo en todos esos conciertos del 2006-2007. El sentimiento de tocar juntos otra vez, sentir esa alegría y homenajear a Layne trajo frutos insospechados para todos: nuevas ideas, nuevos riffs, nuevos caminos que se abrían.
Durante la gira por Europa en el 2006, Jerry Cantrell concedió una entrevista al sitio noruego imhotep.no, señalando que era cierta la posibilidad de hacer cosas nuevas, pues creativamente, algo había nacido. En su palabras, señaló que: "estamos viendo si habrá otro disco de Alice. Es un proceso natural y creativo, siempre han surgido cosas geniales pasando tiempo con mis amigos, solo tocando. Cuando nos sentamos nos vienen ideas, las ideas se convierten en canciones, las canciones suceden, las canciones forman álbumes, la dirección cambia. Ahora estamos haciendo algo que no era posible hace dos años. Ahora está ocurriendo y las posibilidades venideras son bastante emocionantes. Aún me sigue poniendo feliz componer, disfruto haciéndolo. Obtengo mucha satisfacción. He recopilado un montón de canciones durante estos últimos años que planeaba poner en mi tercer disco en solitario. Ocurrirá en algún momento. Pero eso es algo fuera de esta banda, totalmente diferente; es una oportunidad de crecer. También tengo que decir que cuando hacía esos discos en solitario siempre me sentí como el guitarrista de Alice In Chains y ese siempre fue y será mi mayor amor. ¿Quien sabe lo que pasará? Podemos continuar o podríamos convertirnos en cualquier otra cosa. No sé, no tengo ni idea. Las posibilidades están ahí y nos tomaremos un día para ver si sentimos qué es lo mejor que podemos hacer. En el pasado tomamos buenas decisiones y no me imagino que tomemos ninguna decisión estúpida en el futuro. Por supuesto que a lo largo del camino cometes errores pero es parte del juego. Pero refrendamos nuestro material; si sacamos un disco o salimos al escenario vamos a estar al 100% detrás, te lo puedo prometer. Esa es la forma en que siempre ha ido y es la forma en que siempre irá."
 Además, ante la consulta sobre como recuerda a Layne, él señaló lo siguiente: "Layne siempre está con nosotros. Hablamos de él cada día, bromeamos y está con nosotros todo el tiempo. Cuando tocamos la música él está con nosotros en esa habitación y eso me gusta mucho, no lo habría hecho de otra forma. Esto es sobre nosotros, sobre él, sobre la música que hicimos juntos y que llegó a la gente. Tuvimos mucho éxito y le dijimos algo a un gran público. No éramos para todo el mundo pero está bien, no éramos lo peor que haya habido en este planeta. Quizá para alguna gente pero no para toda. Para nosotros lo hicimos y eso es lo que cuenta. También es genial ir a algún lado y crear algo más. Y sin duda nosotros teníamos eso y lo tendremos en el futuro."
Fue toda una aventura con insospechadas consecuencias para la banda. A partir de este nuevo proceso creativo y artístico, el 2008, se anunció oficial la incorporación de William DuVall a la banda y que empezarían a trabajar en un nuevo disco, que sería publicado un año más tarde, el "Black Gives Way To Blue".
En sus propias palabras, William DuVall explicó cómo fue todo este proceso: "Fue difícil encajar pero eso es comprensible. La mayor parte era escepticismo de parte del publico y eso era de esperar. Era una tarea de enormes proporciones, un pedido grandísimo cuando empezamos a hacer conciertos. No había un mapa o plan de hacer un álbum o gira, simplemente cogimos este camino sin destino. Empieza el debate una vez sales como Alice In Chains; los fans van a leer mucho cada movimiento que hagas. Mi forma de lidiar con todo eso fue ser yo mismo, dejar que las fichas cayeran donde debían, salir con la intención más pura. A medida que hacíamos conciertos, mejor iba cayendo, y estábamos tan agradecidos y asombrados por la presencia del público que nos dimos cuenta de que esta banda tiene su propia vida. Alguna personas decían falsedades y cosas incendiarias pero eso es parte de los tiempos que vivimos. Podemos gruñir y quejarnos pero eso es con lo que todo el mundo se enfrenta hoy día. Esta encarnación de Alice creció frente al público, y tiene carácter, intensidad y fuerza que no tendría de otra manera. En términos de funcionamiento interno, no es muy distinto a como empiezan la mayoría de bandas. La amistad vino primero y luego empezamos a tocar juntos. Fuimos apoyándonos unos a otros en el escenario, y en ese momento fue el que nos llevó al estudio a hacer 'Black Gives Way To Blue'. El hecho de poder tocar música juntos y honrar a Layne Staley significa todo para nosotros."


"¿Y por qué se siguen llamando Alice in Chains?"
Mucho pueden encontrar muchas contradicciones en el regreso de Alice in Chains, sobre todo después de leer los comentarios iniciales de Jerry Cantrell, en el sentido de que nunca existiría Alice in Chains sin Layne, y los dichos de Sean Kinney, en cuanto a que le gustaría seguir tocando junto a otro cantante y crear canciones, pero que sería bajo un nombre distinto a Alice in Chains. Eso, junto al hecho de que algunos piensan que es una verdadera "blasfemia" o "herejía" seguir adelante con el nombre Alice in Chains sin Layne Staley, que impulsan a muchos a lanzar cualquier tipo de comentarios en contra de la banda, sin darse el trabajo de entender el proceso que se vivió en todos estos años. Es cierto, ellos mencionaron aquellos dichos, pero Jerry Cantrell dijo aquello cuando estaba viviendo un duro proceso de luto, cuando solo habían pasado unos meses después de la muerte de Layne, y Sean Kinney mencionó la posibilidad de crear cosas nuevas, pero con un nombre distinto a Alice in Chains, cuando aun no iniciaban la gira del regreso (aun antes del show del regreso oficial de Alice in Chains, en el show con Heart en marzo de 2006).
En una entrevista del 2009, William Duvall y Sean Kinney se refirieron a este tema. Kinney señaló que "Nunca prestamos atención a la opinión de otra gente respecto de lo que hacemos. Simplemente nos ponemos a hacer las cosas -en lo que creemos y como sentimos que debemos hacerlas- y así hemos operado siempre. No puedes vivir siendo guiado por otra gente, diciéndote qué hacer y como - eso no es vida de verdad." Y sobre este regreso, señaló que "no lo habríamos hecho de haber tenido dudas. Creo que el que hayamos hecho esto demuestra que aún pasando cosas malas uno puede seguir adelante y honrar todo lo que ha hecho. Esa ha sido la fuerza que ha hecho que se moviera todo esto. No ha sido algo fácil de hacer pero por otro lado, mi vida está mucho mejor ahora. Podría haberme quedado en casa el resto de mi vida y haber estado bien pero algo se echaba de menos. Dar esos pequeños pasos y tener miedo y perder el control y caminar por esas situaciones juntos ha hecho de mi vida algo mucho mejor. Y de eso se trata, por eso entras en la música." 
Por su parte, William DuVall añadió que: "No puedes ordenar las reacciones de la gente, eso es seguro. Todo lo que podemos hacer es dar lo que nos parece correcto. Todo lo que puedo hacer es ser yo mismo y dejar que las piezas caigan donde tengan que caer." Sobre el álbum "Black Gives Way To Blue", señaló que: "esto es una invitación y no tienes por qué cogerla. Pero es una invitación que viene de un sitio realmente auténtico y muy pero que muy profundo."
Aseverando los dichos de DuVall, Kinney añadió que: "Ver a Will darlo todo cada noche y convertir a gente de mente estrecha que se preguntaba por qué lo hacíamos es maravilloso. Entiendo que los fans tengan algo de miedo y que la gente que conectaba con los discos que hemos hecho con tanta fuerza y me parece absolutamente honrado que pase. Pero es algo grosero que la gente que escucha esos discos y nos une a ellos trate de juzgarnos y diga que no tenemos derecho de hacer algo. La verdad es que todas esas cosas de las que se preocupan no les ha pasado a ellos: nos ha pasado a nosotros. Fue nuestra vida real. Mi amigo está muerto y yo vivo con eso cada día. Todos perdemos a gente y todo el mundo lo hará. Y solo porque te gustara tanto nuestro disco no significa que no puedas seguir adelante. Si nosotros podemos encontrar una manera de seguir adelante y ellos no, no hago otra cosa que sentir lástima por ellos. Nos ha pasado y podemos caminar con la cabeza alta y hacer lo que hacemos de la forma más honorable y genuina. ¿Y tu no puedes porque acabas de escuchar un disco? Es un poco triste."
Y es cierto esto. Los únicos dueños del nombre Alice in Chains son ellos. Ellos deciden lo que hacen, no los fans, además, todas las canciones de Alice in Chains son sus propias historias, historias de dolor, de desesperanza, de angustia, de desamor, de amistad, etc... situaciones que ellos vivieron, que transformaron en canciones, tomando sus propios dolores, para crear los más bellos himnos del rock. En ese sentido, creo que como artistas merecen el respeto por la valentía que tienen, por todo el legado musical a la historia del rock, por su talento y perseverancia, son un verdadero ejemplo en muchos sentidos. Claro, como dicen, se puede acoger o no esta nueva aventura, nadie controla los gustos, pero decir que resulta ser una especie de herejía este regreso, que tiene por fin solamente el dinero o algo así, es simplemente no entender nada.
Como se explicó en su momento, el sonido de la banda siguen siendo el de Alice in Chains, no hay banda en el mundo como ellos; sus miembros son los mismos creadores del sonido de Alice in Chains, y no podría vincularse a un trabajo en solitario de Jerry Cantrell, pues tiene elementos distintos a la música de Alice: un juego de voces único, que no está presente en ningún trabajo en solitario. Y cierto, en el "Boggy Depot" está Sean Kinney y Mike Inez, pero también otros artistas como Rex Brown, Noorwood Fisher y Les Claypool, y luego, en el "Degradation Trip" encontramos a Mike Bordin y Robert Trujillo. En definitiva, son trabajos distintos, que tienen en común el trabajo de Jerry Cantrell como compositor, vocalista y guitarrista.
Desde su regreso, la banda no ha dejado de brindar tributo a su amigo caído. Layne Staley sigue presente, no físicamente, pero su espíritu está ahí, y a raíz de eso, nacen nuevas creaciones. Su lugar es irreemplazable. Nadie pensó en reemplazar a Layne, además... él nunca dejó la banda, siempre fue parte de ella hasta el día de su muerte, y hoy sigue siendo un miembro más (de hecho, cuando se presentan en vivo ante el público, dedican canciones, como "Nutshell" al otro miembro de la banda... Layne Staley).
Y aun a pesar de todo esto, muchos dudan de la calidad de esta nueva encarnación, por el sólo hecho de que Layne Staley murió hace ya unos años. Pero eso esta asumido por ellos, saben perfectamente que no regresaron para convencer a nadie, regresaron porque querían tributar a su amigo caído, porque querían volver a tocar juntos, y siguieron porque en está dinámica de estar en giras otra vez, surgieron nuevas ideas y proyectos, y simplemente, porque así lo desean. A los únicos que consultaron sobre este regreso fue a la familia de Layne... y ellos estuvieron muy de acuerdo, felices por la decisión que Alice in Chains tomó, de volver a tocar juntos. Volver a crear canciones fue toda una experiencia, que implicó hablar de temas que no había hablado en años. Fue como empezar a cerrar una dolorosa herida y empezar a mirar al futuro con más optimismo. Quizás esa herida nunca se cierre totalmente, y ahora, con la muerte de Mike Starr, sin duda, se hace más difícil cerrarla. Es una carga muy pesada, con la que tienen que vivir, como cualquier persona que pierde a un amigo, debes seguir viviendo, pero el dolor de su pérdida nunca se aliviará completamente.

Sin duda, para Alice in Chains esto ha sido un gran desafío que afrontaron con valentía, a pesar de muchas críticas en contra. Pero ellos saben que son dueños de su destino. Si en algún momento pensaron que la muerte de Layne implicaba además el fin definitivo de la banda, tienen todo el derecho a cambiar de opinión, pues es su banda. El proceso que empezó desde ese momento tan trágico hasta el día de hoy fue algo que fue creciendo paso a paso, casi caminando a ciegas, sin saber que esperar realmente. Sólo sabían que era el momento indicado para volver a tocar música y homenajear a Layne.
Mike Inez fue consultado por la revista Rockaxis sobre el hecho de que alguien de la banda había mencionado que durante la gira de reunión no harían música bajo el nombre de Alice in Chains, pero que habían cambiado de opinión y decidido continuar con el nombre: "¡Ah! ¡sí! Ese fue Sean. (risas). Si me hubieras preguntado hace un año atrás si haríamos un disco la respuesta habría sido no. La banda es nuestra vida, ponemos todo en ella. No lo hacemos por dinero, todos están económicamente bien, pero creo que el hecho que estemos haciendo esto juntos es un testamento de familia. Muchos creen que el “Black Gives Way to Blue” retoma lo que dejamos en nuestro último disco, pero no se trata de eso. Hemos crecido mucho como individuos y en forma colectiva, hemos aprendido muchas lecciones de la forma más dura que te imagines. Pero es genial poder estar compartiendo con mis hermanos, haciendo música, estamos muy felices con el disco, le pusimos sangre y sudor…"
En el mismo sentido en una entrevista de julio de 2009, Sean Kinney señaló que "Cuando Layne (murió) dudo que ni siquiera pensáramos en hacer esto. No pensamos en tener un nuevo cantante. No era una opción y no era como encaramos esto. Simplemente fuimos dando pasitos hasta que nos sentimos bien." Por su parte, Jerry Cantrell, también entrevistado en la misma, indicó que: "No nos habíamos comprometido a hacer nada tras el concierto benéfico. Hacer ese concierto con un grupo de amigos, incluido William, pareció como toser una bola de mierda de profundo pesar. Era algo con lo que nos habíamos ido paseando y algo que decidimos no discutir en público. Era un asunto privado para nosotros. Era algo que no podíamos tomarnos a la ligera y sabíamos que no teníamos que hacerlo. Simplemente la cosa continuó sintiéndose bien con lo que seguimos probando y se sigue sintiendo genial el avanzar." Además, señaló algo respecto a la ya típica pregunta de por qué siguen llamándose Alice in Chains y respondió contundentemente: "Algunas de las (preguntas) son aburridas, como, '¿Como pueden seguir llamándose Alice in Chains?' Bueno, porque es nuestra puta banda. Y decidimos como grupo que podemos estar a la altura del nombre y lo haremos y porque es nuestra elección. Pero nos gusta que les toque la fibra sensible y que sea algo tan personal para tanta gente, lo entendemos."

1 comentario:

F3lip3 dijo...

mierda, que buen artículo