"Facelift": el reflejo de la brutalidad de la vida

El álbum "Facelift" de Alice in Chains fue el álbum debut de la banda. Publicado un 21 de agosto de 1990, fue grabado entre diciembre de 1989 y abril de 1990, en el London Bridges Studios en Seattle y en el Capitol Records Studios de Los Angeles.
De acuerdo al booklet del "Music Bank", Alice in Chains practicaba habitualmente en la sala de ensayos del mismo nombre, Music Bank, en Seattle, desde fines de 1987, cuando la banda nació con la formación Layne Staley, Jerry Cantrell, Mike Starr y Sean Kinney, bajo la encarnación de Diamond Lie. Fue en 1989 cuando un promotor vio a Alice in Chains en vivo, les propuso grabar unos demos, poniendo el dinero para ello. Un día antes que entraran a grabar en el mismo Music Bank, se produjo la redada de marihuana más grande en la historia del estado de Seattle, lo cual significó el cierre del estudio, impidiendo su grabación. Pero no sólo eso: ¡ese lugar era su hogar, era donde vivían! tuvieron que pasar la noche bajo un puente, en un auto viejo que Layne tenía, un VW Dasher que no se había movido en años. Así es la historia de Alice in Chains, mirando al infortunio siempre de frente, y nutriéndose de él, con humor y sarcasmo.
Finalmente, lograron grabar un demo llamado "The Treehouse Tapes", y este llegó a manos de Kelly Curtis y Susan Silver, quien en ese momento eran managers de Soundgarden. Ellos se contactaron con el presidente de Columbia Records, Don Ienner, quien quedó impresionado con el material de ese demo. Y fue gracias a ese material que Alice in Chains firmó un acuerdo con el sello, quienes fijaron como prioridad apoyar el proyecto Alice in Chains. De esta forma, comenzaron las grabaciones y llegaría el primer adelanto: el EP "We Die Young" en julio de 1990. De esta forma, la música de Alice in Chains se empezó a escuchar en las radios, convirtiéndose en un hit.
Como anécdota, hay que mencionar que Sean Kinney tocó la batería en ese álbum con una mano rota, según aparece en el libro "Grunge is Dead: The Oral History of Seattle Rock Music": "Yo casi no toqué en la grabación - Ellos comenzaron a ensayar con el baterista de Mother Love Bone, Greg Gilmore. Yo estaba sentado ahí tocando con una mano, guiándolo. David Jerden entró y empezaron a tratar de hacerlo. Eso fue como 'meter la pata - tirar del enchufe. Esto no iba a ser lo mismo' Por suerte, nos tómanos un poco de tiempo libre. Estuve con yeso por un tiempo, y me decía a mi mismo, 'No te puedes perder esta'. Me corté el yeso en el estudio y mantuve un cubo de hielo abajo de la batería. Dejaba mi mano congelándose y tocaba con la mano rota. Trataba de no hacerlo otra vez. Una sola oportunidad y de una maldita vez."
El álbum fue apoyado con los singles radiales y los respectivos video musicales de "We Die Young", "Man in The Box" y "Sea Of Sorrow".

Y el disco parte con todo: "We Die Young". ¡Excelente elección! Si Alice in Chains fuera un boxeador, se diría que salen a pegar un combo muy fuerte de inmediato. Es la historia real de unos niños que vendían drogas en las calles, que ya andaban armados, con celulares, etc... y que iban a morir jóvenes. Jerry Cantrell lo cuenta así, en el mismo booklet del "Music Bank": "Me fui temporalmente a vivir con Susan Silver porque Sean y yo habíamos tenido una pelea. Así que yo estaba en el autobús de ensayo y vi a todos estos niños de 9, 10, 11 años de edad con beepers que les avisaba sobre el tráfico de drogas. La visión de un niño de 10 años de edad con beepers y un teléfono celular traficando drogas se iguala a "We Die Young" para mi". Es una canción agresiva, dura y sin compasión... es una declaración muy clara: "Faster we run and we die young". Dos minutos y medio de riffs asesinos, una batería brutal y Layne en lo máximo con su voz, controlando muy bien los cambios de tonos.
Layne Staley señaló sobre "We Die Young" lo siguiente: "Me gusta mucho esa canción. Fue escrita en un momento en que se produjo un alza de la actividad de pandillas en todo el área de Seattle y estuvo en todas las noticias. Daba miedo. Todos los niños, ya sabes, muriendo. De eso es lo que esta canción se trata."

Alice in Chains logró con "Man in The Box", el track #2, el reconocimiento absoluto en los medios, sobre todo con el video musical. Dieron el gran golpe. Esta es la canción más tocada en vivo históricamente por Alice in Chains. Un himno de toda una generación. Tiene el sello de Cantrell, el bajo de Starr impresionante... Layne, soberbio. Una de las grandes canciones de Alice in Chains. Una obra maestra del rock.
"Feed my eyes, can you sew them shut?, 
Jesus Christ, deny your maker 
He who tries, will be wasted 
Feed my eyes now can you've sewn them shut"
Esta canción tiene muchas conexiones con la religión. Al respecto, Layne Staley dijo lo siguiente: "Tengo una fascinación por cómo la gente recibe un lavado de cerebro con la religión y cómo ellos renuncian a su dinero, a su tiempo y a toda su vida por una causa que para ellos es seguro que es correcta, pero estoy seguro de que está mal. Creo que hay una gran cantidad de personas que tienen miedo de la vida y de vivir y quieren asegurarse de ir al cielo o lo que sea. Trato de mantenerme lejos de eso tanto como puedo. Me crié en la iglesia hasta que tuvo 16 años y estuve siempre en desacuerdo con esas creencias desde que tengo memoria, así que cuando tuve la opción, yo elegí en no creer en nada, salvo en mí mismo."

"Sea Of Sorrow" es otra gran canción. Destaca en todos los niveles: guitarra, batería, bajo y voz. Particularmente me llama la atención Sean Kinney y su trabajo en batería y percusión, pues hay un juego muy interesante... lleva el ritmo de la canción, dando golpes muy duros a veces, y en otros momentos, se escucha su acertado trabajo de percusión. En otros momentos, es Cantrell quien lleva el ritmo, apoyado por Starr. Que canción... Layne otra vez luciéndose. 

Con "Bleed The Freak", el track #4 del "Facelift", llegamos a un punto en que ya nos encontramos con 4 temas seguidos que no nos han soltado. Cuatro tracks poderosos que llevan a este disco a un alto nivel dentro de las publicaciones de aquellos años '90. Y eso que falta aun bastante del disco por escuchar. Me imagino a la gente de Columbia Records cuando escucharon los primeros demos de la banda... con sólo 4 canciones, ya sabían que Alice in Chains se iba a convertir en una prioridad discográfica para los próximos años. Otra canción a un nivel altísimo, no hay por donde darle... es perfecta. Es oscura, retorcida... dedicada a esas autoridades que han abusado de uno por tantos años... y ahora llega la vuelta de mano: ahora los queremos ver sangrar a ellos. 

Llegamos a "I Can't Remember"... con esta canción se baja un poco las revoluciones, pero no por eso de la densidad. Layne Staley se luce con su poder vocal... puedo convertir cualquier canción en himnos épicos. Cantrell brillante en guitarra. 

"Love, Hate, Love"... es una perversa, tóxica, malvada, oscura... canción de amor. Se interpreta a la perfección ese sentimiento que todos hemos sentido, cuando amamos a alguien, pero a la vez los odiamos tanto. Amamos a esa persona, pero queremos pelar la piel de su hermoso rostro.
"Lost inside my sick head
I live for you but I'm not alive
Take my hand before I kill
Still love you, I still burn"
Sin duda, esta es una de las mejores canción de la banda, que logró definir su sonido clásico. Otro himno épico, legendario. No hay dudas: después de escuchar esta canción, creo que cualquiera tiene el derecho a decir que Layne Staley está dentro de las mejores voces en la historia del rock. Alice in Chains demuestra que no es necesario aumentar el ritmo de una canción para ser pesados... es desoladora. Es una canción sobre el dolor.
Layne señaló sobre esta canción lo siguiente: "Esa fue una canción acerca de mí mismo y mi novia y yo lo escribí en un momento en que la trataba muy mal y no sabía cómo para romper el patrón. Fue una especie de terapia, ¿sabes? Cuando realmente no sabes cómo romper un patrón de padecimientos, entonces tu lo escribe y cantas y es como que se rompe el patrón."
En una entrevista de 1991, Layne Staley señaló mientras dibujaba, lo siguiente: "Love, Hate, Love" fue escrita acerca de un patrón de conducta con una chica con la estuve muy mal, y sobre no saber como pararlo." 
Atrapado en una espiral que se repite ... se repite.. se repite ...
"Exactamente. Así que escribí una canción sobre cómo estaba siendo un idiota. Eso ayudó. Y dejé esa conducta. Todavía siento las mismas emociones, pero las cosas originales ya fueron resueltas. Ahora hay nuevas montañas que hay que saltar." Él levanta la vista a su cuaderno de bocetos y sonríe. "Pero yo no soy una persona depresiva." 
No es que haya mucha depresión alrededor. Como señala Staley, la banda ha ido lento, tres años ascendiendo, llegando ya al cuarto, con una visión más realista de la vida de rock. "Cuando vivíamos en un apartamento de un dormitorio", dice "eramos una pandilla, 'Yeah, vamos a ir a por ellos. Vamos a tomar el mundo!." Pero desde que consiguieron el contrato discográfico, para hacer el álbum, los primeros shows y cosas como el Clash of The Titans tour ... el glamour se ha ido. Sólo queda, 'Esto es lo que hacemos. Haremos lo mejor que podamos.'" 
Los riffs de Jerry Cantrell son hipnóticos en "Love, Hate, Love". Una canción dolorosamente hermosa. 

Y hablando de riffs hipnóticos... "It Ain't Like That". ¡¡¡Que canción!!! Jerry Cantrell al mando señores, riffs perversos, letales. Y se manda un gran solo, sin abusar de él... Otro clásico de Alice... Hay un gran juego de voces, dejando asomando un poco uno de los sellos futuros de la banda: armonía vocal. Layne Staley de otro planeta. Mike Starr sólido.

"Sunshine" deja escapar un poco la base blusera de la banda. Muy interesantes los cambios en las voces de Layne Staley, luciéndose como siempre sin mayor esfuerzo. Melodías un poco distintas a lo antes escuchados, pero aun se siente una densidad, sin escapar al estilo de Alice... buscando su sonido.
"Sunshine" fue escrita por Jerry Cantrell en honor a su madre, que había fallecido hace poco tiempo:
En una entrevista de 1990, él señaló: "Cuando era un niño pequeño, siempre le decía a ella 'seré famoso y tu nunca tendrás que trabajar otra vez. Yo te cuidare a ti, como tu me cuidaste a mi.' Cuando ella murió, fueron tiempos realmente duros para mi. No sabía como tratar con eso y aun no lo se. Pero me dio el ímpetu para hacer lo que hago."
Si se fijan bien, se trata de un dialogo entre madre e hijo:
Gloria J. Cantrell: "Sunshine... dulce amor mi pequeño*
No te preocupes... No me importa nada más"
Jerry: "Memoria, liberame, sí
No me importa nada más
Por favor, madre, ven a mí"
* Se utiliza la expresión "my labor" en la canción, como una referencia a que ese pequeño niño nació de ella, de la labor de parto.

Y llegamos a "Put You Down", canción que resulta ser muy atractiva, pues sus melodías son bastante divertidas. Pero tiene una dosis adictiva, cuyo culpable es Cantrell con su guitarra. Otra canción que tiene raíces bluseras, que reflejan el origen de la banda y su búsqueda sonora. 

"Confusión" tiene una melodía desoladora... una gran canción. Tiene varios elementos llamativos: Mike Starr no sólo toca el bajo en esta canción, sino que además aporta con la voz. Además, si ponen atención, pueden escuchar el sonido del oleaje marino... me imagino una mañana muy fría y brumosa, mirando el mar. Una canción muy melancólica, sombría y deprimente. La voz de Layne le da una gran potencia, al igual que la armonía vocal, junto a Mike Starr.

¿Quieren funk? ¿Quieren blues? ¿Quieren rock and roll?... "I Know Somethin (Bout You)" llega a refrescar todo la oscuridad del disco. Sin duda, una reminiscencia de su etapa pre-Facelift, que recuerda mucha a canciones como "I Can't Have You Blues", "Whatcha Gonna Do" y "Social Parasite", Notable el bajo de Starr y la guitarra de Cantrell llevando el ritmo (hay un solo memorable de Cantrell). Layne Staley nuevamente genial, cantando letras sarcásticas y ácidas. 

Con "Real Thing" no andan con rodeos... 
"'Cause I'm goin' down the steps on a white line
Goin' down the steps on a white line
Goin' down the steps on a white line
Straight to nowhere"
Layne Staley cuenta de que se trata: "Esa canción fue escrita acerca de un amigo mío que era adicto a la cocaína muy mal y terminó volviéndose loco desde hace mucho y fue encerrado en un hospital psiquiátrico durante unos ocho meses. Cuando le dieron el alta estuvo limpio por un par de meses y luego empezó a consumir cocaína de nuevo."
La canción empieza construyéndose de a poco, mientras Layne cuenta dicha historia de forma formidable. Mike Starr y Jerry Cantrell geniales. Al final, se escucha un grito de Layne, el "Sexual Chocolate Baby!", que tiene obviamente directa relación con las drogas, pero también con uno de los antiguos nombres de la banda: Sexual Chocolate.

Mirando el álbum en perspectiva de los otros discos de Alice in Chains, sin duda refleja el crecimiento de la banda, pero contiene un nivel tan alto de canciones, que estableció en el historial de Alice in Chains el gran salto en la escena musical. Les abrió las puertas a grandes conciertos, teloneando a bandas que estaban dominando en aquella época, como Poison y Extreme, sin saber que este era sólo el gran comienzo para Alice... y el ocaso de las otras. También se fueron de gira con Iggy Pop, Van Halen, y luego se sumarían accidentalmente al Clash of the Titans Tour en 1991, junto a Megadeth, Slayer y Anthrax. Fue en todas estas giras donde Alice in Chains se ganó el respeto de la audiencia, y de ser unos completos desconocidos, pasaron a estar en la cresta de ola, junto al ascenso de una gran cantidad de otras bandas, como Nirvana, Pearl Jam, Faith No More, Jane's Addiction, etc, que marcaron el recambio en la escena musical, que estaba algo estancada en el glam de los '80. El "Facelift" es un disco fundamental de los '90, que alcanza grados impresionantes de brillantez, con canciones épicas como "Man in The Box" o "Love, Hate, Love", que los convierten en leyendas.

Finalmente, reflejando el espíritu de la banda en esta época, Jerry Cantrell señaló que Alice in Chains "se refiere a la brutal realidad de la vida. Somos la clase de individuos que son más susceptibles a los enfrentamientos con las figuras de autoridad. Nos ocupamos de nuestros demonios a diario a través de la música, y todo el veneno que se acumula durante el día, lo limpiamos en la noche cuando tocamos. Hay un montón de agresión no adulterada en nosotros, y que sale hacia afuera como el sudor. Si se le preguntara a cada uno de los miembros de esta banda qué es lo que esta banda es, se obtendría cuatro respuestas completamente diferentes. Personalmente, creo que estamos muy abiertos, firmes y centrado, pero rockeando cerca de los bordes. Tómalo como tu quieras." 

Tracklist:

1.- We Die Young
2.- Man in The Box
3.- Sea of Sorrow
4.- Bleed The Freak
5.- I Can't Remember
6.- Love, Hate, Love
7.- It Ain't Like That
8.- Sunshine
9.- Put You Down
10.- Confusion
11.- I Know Somethin (Bout You)
12.- Real Thing

No hay comentarios: