ALICE IN CHAINS TOUR 2018

Recordando a Layne Staley. Parte I: "Los Primeros Años de Alice in Chains" (retrospectiva de David Bronstein/GrungeReport.net)

El escritor David Bronstein está publicando, a través del sitio GrungeReport.net, una retrospectiva de la historia  de Layne Staley, llamada "Remembering Layne Staley",  en el marco de la conmemoración del 10° aniversario de su muerte. Esta dividida en seis partes y a continuación, podrán leer la primera parte de esta historia, publicada hoy, y traducida al español, referida a los primeros años de Alice in Chains.

En los próximos días, serán publicadas las otras partes de estas retrospectivas.



"REMEMBERING LAYNE STALEY PART 1: ALICE IN CHAINS’ EARLY YEARS"


"10 de septiembre 1989, el clima reinante en San Jose, California es suave para la época. Los miembros de la banda de Seattle Alice in Chains están en camino para tocar en el pequeño Cactus Club, abriendo para otra banda de Seattle Mother Love Bone. El espectáculo marcará su segunda vez fuera del área de Washington, la primera fue la noche anterior en San Francisco en donde les fue tan bien como podrían desear. Jerry, Sean, Mike y Layne están discutiendo la lista de canciones para el show de esta noche. Con una franja horaria asignada de poco menos de 30 minutos tienen que ser breves y dulces. La mayoría del material aparecerá en el álbum aún no nombrado como "Facelift", y la banda toma la fácil decisión de abrir con Real Thing. Fácil elección, ya que Real Thing se ha convertido en un principal tema abridor en sus giras recientes. 


El cantante Layne Staley se ve un poco cansado. Tal vez está pensando cuando al principio de la gira le preguntó al cantante de Mother Love Bone, Andrew Wood si quería unirse a él en el escenario para un dueto. Wood de pie al lado del escenario, pretendió que no entendía lo que estaba diciendo Layne, y se fue detrás del escenario. La verdad surgió en los últimos años respecto a que a Wood no le gustaba la canción que Layne tenía lista para cantar y no podía pensar en una excusa mejor.

Ken Deans, el primer manager de Alice in Chains recuerda el aburrimiento que caí sobre la banda y Layne Staley durante los viajes largos a cada concierto. "En los primeros tours cortos yo fui el tour manager y promotor. Todos estuvimos de acuerdo en un nombre para la gira que denominamos ‘The Shitty Cities Tour’ ['El Tour de las Ciudades de Mierda']. Conduciendo de ciudad en ciudad parecía sin fin y siempre estaba Layne dispuesto a meter su cuchara con una broma o sus respuestas."

Deans se sintió atraído por la joven banda que fueron llamados rápidamente KinderGarden por el público local en referencia a Soundgarden. "En algún momento de agosto de 1987, un tipo llamado Randy Hauser se acercó a mí por esta banda. En ese entonces ellos se llamaba Diamond Lie. Y Randy estaba trabajando con ellos. En ese momento quería un co-manager, quien pudiera ayudarle a conseguir a la banda un contrato. Fui a verlos tocar, y de inmediato supe que Alice in Chains iba a ser un factor importante en la música, que eran exactamente lo mismo que yo supe de Mother Love Bone que eran la cosa real. Fue una prueba simple para mí, y eso fue lo "real". No hubo pretensiones con Alice, son lo que son. Esa es la verdadera medida de un gran artista y lo que los diferencia del resto. Después, nos sentamos ni siquiera teníamos un contrato formal ni nada por el estilo. Fue un apretón de manos y el compromiso de la amistad. Tomé el 15% y todos nos prometimos que nos íbamos a romper el culo para que esto resultara."

Cuando Alice in Chains subió al escenario del Cactus Club poco después de las 8PM abrieron con Real Thing, nueve canciones después y matando el set con una versión alucinante de Love, Hate, Love. Todo había terminado y la banda podría festejar en Los Ángeles por unos pocos días luego con Mother Love Bone, antes de regresar a casa. A estas alturas Alice in Chains estaba siendo manejado por Kelly Curtis y Susan Silver. Deans explica. "Me fui en el verano de 1989. Yo y Kelly Curtis eramos socios cuando empecé a trabajar con Alice. Unos meses antes de que Susan Silver me diera un poco de espacio en la oficina, en un primer momento de forma gratuita para que ella pudiera controlar su banda en ese momento, Soundgarden. Me gustó mucho y Susan pensó que tenía una gran pasión no sólo para el negocio, sino que también por la música. Kelly Curtis fue un gran promotor, pero nunca tuvo el oído para la música, digamos que yo no creo que él estaría en desacuerdo. Así que le pedí a Susan que se hiciera cargo de mi rol y que los ayudara a protegerlos en su futuro. Kelly Curtis me dijo que en ese momento que no creía ellos lo lograrán, pero él quería mantener sus manos sobre Jerry Cantrell al pensar en él como el activo principal de las bandas".

Dos años más tarde y Alice in Chains era uno de las 'nuevos' bandas en los Estados Unidos más comentadas, cuando el video de Man in the Box pululaban por toda la MTV. Y mientras que Jerry Cantrell fue y sigue siendo un gran potencial para la banda, el alma de Alice pertenecía a la voz y el carisma de su cantante, Layne Staley."

"Recuerdo el show en la pista de patinaje en Lynnwood", recuerda Deans. Los chicos del sello estaban en el público y Layne salió al escenario luciendo un pelo mohicano. Les asustó, pero era el verdadero humor de Staley y valentía al mismo tiempo. Layne estaba empezando a descubrir lo especial que era, al igual que la banda. Al igual que los artistas más grandes, Layne era un tipo muy tímido y humilde. Su sentido del humor junto con Sean Kinney era afilado y mordaz. A menudo he pensado que la inteligencia y la visión de Layne eran tanto una maldición como un potencial. Layne pensaba profundamente acerca de los problemas sociales y eso a veces eso puede ser una carga insoportable. A medida que la fama creció él se volvió más solitario. Pero esos primeros días fueron increíbles para estar cerca de esta banda y de todo lo que estaba sucediendo en Seattle. Honestamente puedo decir que cuando estábamos haciendo las primeros show de Alice in Chains en el London Bridge Studios fue uno de los mejores momentos musicales de mi vida. Eran cuatro músicos de rock que tuvieron un sueño y continuaban y vivían cada momento de sus vidas. Cada momento. Ellos estaban dedicados al estudio."

Credits: David Bronstein/GrungeReport.net

No hay comentarios: