"Dirt": 20 años de suciedad en los oídos



Cuando escuchas el álbum "Dirt" de Alice in Chains, no estas escuchando un álbum más... En una opinión muy personal, pero que sin duda, comparto con muchos, no sólo es el mejor álbum de Alice in Chains, es uno de los mejores en la historia del rock.

Aun recuerdo la primera vez que lo oí... una casualidad. Cuando en esos años estaba descubriendo el rock con Guns N' Roses y Metallica... mi primo llegó a mi casa y puso a unos desconocidos Alice in Chains en el equipo de música. ¡¡Me voló la cabeza!! Eso seguramente pasó al poco tiempo de haber salido al mercado el álbum "Dirt"... no lo recuerdo, pero desde ese día hasta este momento, en que se escriben estas letras, he escuchado y amado a esta banda.

El álbum fue lanzado un 29 de septiembre de 1992, a través del sello Columbia Records. Grabado entre marzo y mayo del mismo año, en distintos estudios de grabación: Eldorado (Burbank), London Bridge Studios (Seattle) y One on One Studios (Los Angeles). El proceso de escritura de muchas de las canciones de este disco había comenzado antes, en 1991, y fruto de esto, entraron a un estudio, a grabar unos demos, una sesión que se conoce como el "Dirt Preproduction Demo".


El disco contiene 13 tracks, que incluye el extraño track 10, conocido hasta ese momento como "Dream Sequence", que fue utilizada como intro en muchos conciertos por la banda y que recién con el lanzamiento del Music Bank en 1999, recibe el nombre oficial de "Iron Gland" (hasta ese momento, no tenía nombre). No esta de más señalar que en este track, el que pone la voz es Tom Araya, vocalista y bajista de Slayer.

De acuerdo a varias entrevistas, es efectivo que la banda consumió drogas durante la sesión de grabación. Sean Kinney señaló en una entrevista de 2005 que Layne Staley consumió altas dosis de heroína y marihuana durante la grabación de "Down in a Hole" y "Angry Chair". En el mismo sentido, Jerry Cantrell señaló que toda la banda y el productor Dave Jerden, fumaron marihuana en el estudio, e incluso, Layne se inyecto heroína al frente de todos. Además, Cantrell agregó que, debido a la muerte de su madre y su amigo Andrew Wood, estaba con una fuerte depresión en aquellos años, por lo que consumía un medicamento para controlar la ansiedad y aliviar su depresión, el Xanax, y bebía bastante alcohol. Señaló además, en una entrevista del 2007 para el periódico The Seattle Times, que: "yo estaba pasando por un momento difícil, como todos, pero eso es lo que hizo que el álbum fuera más fuerte y más intenso".

Es quizás por esto que, el álbum suena como suena. Claro, pero no hay que olvidar los talentosos músicos que son. Es Alice in Chains en su máxima expresión. Es un álbum redondo y sin fallas. Te deja K.O. desde el comienzo con los tres primeros temas, y luego, te hunde con "Down in a Hole". Pero sigue, como si fuera una especie de suciedad que no se quita y te carcome. Las canciones tocan temáticas dolorosas, profundas, angustiosas, pero que cuando los escuchas, son melodías que te paralizan por su composición. Son casi himnos de toda una generación que busca respuestas que el sistema no es capaz de dar. Es realmente grandioso. Una obra maestra del rock.


A continuación, algunos extractos de algunos reviews, que son bastantes interesantes para nosotros:

@El Portal del Metal
"Furia, confusión, melancolía, depresión, locura, culpa, angustia, manía, entre otras son las sensaciones condensadas en un sentimiento autodestructivo que es sello de marca de uno de los discos más trascendentales de los 90’s: Dirt de Alice in Chains.

Las sombríos coqueteos de Alice in Chains con las atmosferas más opresivas y los sentimientos más decadentes del ser humano de los que fuimos testigos en su álbum debut Facelift se agudizaban con la gradual caída de los miembros de la banda en el infierno de las drogas, especialmente Layne Staley iniciaba su espiral descendente en lo personal mas nunca afortunadamente en el aspecto artístico, reflejándose dicho descenso a los infiernos en el sonido del disco que se reseña."

"Dirt es quizás involuntariamente un disco conceptual ya que la temática de las canciones refleja la rabia y desesperación de una generación hastiada con su entorno, que vio en las drogas una vía de escape a un sentimiento de insatisfacción pero que a la vez pasaba factura con letras que reflejaban un cada vez mayor sentimiento de culpa y suciedad ante tal circunstancia."
http://www.elportaldelmetal.com/critica/alice-chains-dirt

@Rockaxis
"Una placa intimista, que nos ofrece el lado más doloroso de la drogadicción, amparada en el desgarro de un tipo como Layne Staley, dotado de una garganta privilegiada, capaz de sensibilizar los textos más duros y convertirlos en una oda a la reflexión interior. Factor que, unido a la voz y a las seis cuerdas de Jerry Cantrell, trae como resultado un trabajo agresivo, melódico y sombrío que no da pausas ni respiros. Cualidad artística que deja de manifiesto la diversidad conceptual del cuarteto, impregnado de aristas grunge, del heavy metal clásico y una psicodelia muy similar a la utilizada en la década de los 70.

Sin duda, “Dirt”, marcó el antes y el después en el éxito comercial del grupo, que por ese entonces, se unía al furor desatado por Nirvana, Pearl Jam y Soundgarden, por citar algunos exponentes de la lluviosa Seattle. Una explosión que traía consigo un abanico estilístico, que ofrece cabida e independencia para desarrollar conceptos intimistas y cargados de talento. Y claro estaba, en Alice in Chains, Staley imponía el estilo y Cantrell el cerebro. El primero recalca la angustia de una adicción que le cavó la tumba, con un vibrado personalista e inexpugnable. Mientras que el segundo, se alza como el perfecto contraste en dos polos que se atraen con una energía mística y envolvente."
http://www.rockaxis.com/relacionadoxs_ver.php?products_id=1747

Es realmente impresionante como después de tantos años...suena tan original, fresco. Es atemporal, a pesar de haber surgido en plena época de  la explosión grunge. Es brutalmente sincero. Esa honestidad se agradece y siempre he admirado eso de esta banda, hasta el día de hoy... el dolor lo hacen suyo, y escriben y componen grandes canciones, contando sus vivencia, el estado de ánimo que en ese momento tienen. Pero ahí esta la magia, pues con el talento como músicos y como compositores, consiguen creaciones que nacen desde el dolor más profundo, y que se convierten en las canciones más energéticas y bellas. Eso lo ha hecho Alice in Chains en toda su carrera, pero en este álbum muestran su lado más visceral, perverso, morboso, furioso. Como ya se señaló, es la expresión máxima de lo que es esta banda.


No se si a alguien mas le pasó, pero cada vez que yo escuchaba "Them Bones", el primer tema de este álbum, me asustaba... No es menor que empiece con un alarido de Layne Staley. Yo tenía mi CD, pero no tenía como escucharlo cuando me iba a clases al colegio... así que lo pasaba a un cassette y lo ponía en el personal stereo... y play... se demora unos segundos, y de repente. ¡ese grito! ¡Me asustaba, pero lo amaba! No puede comenzar de manera más perfecta este álbum. Es brutal... como leí en un blog, los gritos de Layne Staley parecieran ser "un cuervo que merodea su presa". Hay armonía vocal, la guitarra de Cantrell suena de manera soberbia.

"Dam That River" y "Rain When I Die" y el primer tema, viene todas pegadas, porque quieren demoler desde el principio. Sobre todo el track 1 y 2. Gran trabajo de Sean Kinney en esos temas, machacando con la batería. Con "Rain When I Die" pasa lo mismo, pero de otra manera... pues ya golpearon de partida... ahora, la música da la impresión de arrastrarse, como en arenas o el paisaje que aparece en la portada del álbum, que te aturde. Es la "lluvia" que llegará cuando llegue la muerte (como cuando murió Layne Staley en Seattle).

"Down in a Hole" ... "Abajo en un hoyo y no se si podré ser salvado"... ¿Esta claro, no? Es realmente desgarrador, una lírica sublime, una composición perfecta, que te entierra en un mundo doloroso. "Mira mi corazón, lo he decorado como una tumba". El creador de estas letras, Cantrell, sabía de lo que hablaba... ese infierno de las drogas no paga de otra forma que no sea la muerte. No fue la de él, sino que fue la de su amigo Layne, que con esta canción, como en muchas, parece que le cantara a su destino inevitable. "Me gustaría volar, pero mis alas me han sido negadas".

Jerry Cantrell señaló, en el Music Bank, lo siguiente:"Personalmente, está dentro de mi top tres. Está dedicada a quien fuera mi amor durante mucho tiempo. Es la realidad de mi vida, el camino que he elegido, que de alguna manera ha predicho que estemos donde estamos ahora. Fue difícil de entender para los dos... que esta vida no es muy conducente al éxito con relaciones a largo plazo"

"Sickman" . Uno de mis favoritos, por el ritmo que tiene (¡en vivo, suena mucho mejor!)... suena demasiado obsesivo, enfermo, furioso gracias a Sean Kinney y Cantrell, con esa guitarra magistralmente tocada. Layne Staley brillante, y el dúo vocal perfecto. Son canciones tenebrosas, pero que tienen la magia de ser hermosas a la vez...  sello de Alice in Chains. ¿Cómo lo hacen? ... sólo ellos lo saben.

En "Junkhead", nuevamente hay rabia y dolor. Es un gran tema, en donde el bajo de Mike Starr suena perfecto. Relatan una historia triste y cercana, y el guitarrista lo hace saber... una historia de la "elite".
"Una buena noche, la mejor en mucho tiempo, un nuevo amigo me llevó hacia un viejo favorito. Nada mejor que un distribuidor que está drogado. Drogado, convéncelos a comprar...
¿Cuál es la droga que elijo? Bien, ¿Qué tienes?
No me voy a enfermar ... Y lo he hecho muchas veces"
"No puedes entender la mente del que consume, pero inténtalo con tus libros y títulos. Si te dejas llevar y abres tu mente, apostaría a que harías lo mismo y no es tan malo"

La densidad de la canción "Dirt" es patente, gracias en gran medida a la guitarra de Cantrell y en general, a toda la banda, una canción que se arrastra pesadamente. ¡Solos de guitarra memorables! El talento de sentirse sucio con las drogas. Muy oscuro. Inquietante.

Con "Godsmack" es Layne quien se luce en las voces (me imagino a un chivo cantando), al igual que Cantrell y Starr. Es más rítmico que los temas anteriores, y liberan un poco la densidad del álbum.

Nota destacada para "Rooster", al igual que para "Angry Chair" "Would?""Rooster" es un clásico a estas alturas, épico, de esas canciones que no pueden falta en un concierto de Alice in Chains. Y con esta canción, la banda se sale un poco de la temática del álbum, pero sólo un poco, pues le dan un giro a los sentimientos, una mira muy personal a la relación de Jerry Cantrell con su padre, relatando las vivencias de este último en la guerra de Vietnam. Layne espectacular en la voz.

"Hate To Feel" me resulta igual o más enfermiza que "Sickman". El bajo me encanta en esta canción, al igual que la guitarra de Cantrell. ¡Layne un monstruo! Y el final, uf... enfermo total.

"Angry Chair" es mi favorita... Creo que esta canción, engloba todo lo que Alice in Chains significa como concepto (aunque se que es más, pues en este álbum no figura nada parecido a lo del "Jar of Flies"). El bajo se luce acá... Es tan siniestra esta canción, como poderosa... ¡Layne, un monstruo otra vez!
"Candless red i have a pair
Shadows dancing everywhere
burning on the angry chair"

El final no puede ser mejor... "Would?". Otro clásico, un himno. Una canción triste, escrita por Cantrell, en memoría de su amigo fallecido Andrew Wood. La canción es perfecta, todos se lucen, pero Layne...es de otro planeta... una voz increíble, que termina con ese conmovedor "If I would, could you?". El broche de oro para el cierre del disco. Un disco inmortal... uno de los mejores de la historia del rock.

Tracklist:

1.- Them Bones
2.- Dam That River
3.- Rain When I Die
4.- Down in a Hole
5.- Sickman
6.- Rooster
7.- Junkhead
8.- Dirt
9.- God Smack
10.- Iron Gland
11.- Hate to Feel
12.- Angry Chair
13.- Would?





No hay comentarios: