ALICE IN CHAINS TOUR 2018

Alice in Chains: "Nunca nos gustó el término grunge" (Entrevistas septiembre 2013)

Alice in Chains tocando en Mountain View, CA (Sep. 11, 2013) via @Jeremy Anderson

Nuevamente los miembros de Alice in Chains hablaron con diferentes medios de comunicación sudamericanos durante los últimos días: William DuVall concedió entrevistas a Terra Chile y a el diario peruano La República, Sean Kinney habló con Emol y Jerry Cantrell con el medio brasileño UOL



"Fue para la segunda versión del festival Maquinaria donde una de las bandas más representativas de Seattle arribó a nuestro país y los comentarios fueron más que positivos. Para esa oportunidad, Alice in Chains llegaba con Black gives way to blue (2009) bajo el brazo, su primer trabajo después de la muerte en 2002 de su vocalista, Layne Staley.

Entonces, William DuVall pasó a compartir el rol de vocalista con Jerry Cantrell, guitarrista y principal compositor del grupo, y tal como se apreció durante esa presentación de noviembre de 2011 en suelo nacional, la banda no sólo demostró que se mantenía viva, sino que además el legado se respetaba y engrandecía. Quizá es por eso que la respuesta de los seguidores del conjunto a esta segunda presentación de Alice in Chains en nuestro país, el 30 de septiembre en Movistar Arena, tenga casi la totalidad de las entradas vendidas.

"¿En serio?", pregunta al enterarse Sean Kinney, baterista del conjunto. "Eso es increíble, genial", dice el músico riendo. Y no lo dice porque sí: Para la banda, Chile se convirtió en uno de esos sitios que quedan grabados en la memoria. "Para nosotros, es uno de los lugares más especiales para tocar. La pasión por la música, la gente de verdad que se sumerge en las canciones. Todos deberían tocar primero en Chile, y que el resto del mundo se rija bajo esos parámetros (risas). O sea, hay algunos lugares pequeños, repartidos en el mundo, que tienen un público genial, pero no hay nada como lo que pasa en tu país", dice Kinney.

En esta nueva visita a Chile, Alice in Chains trae un show completamente diferente a lo que mostró en esa presentación de 2011. "Cuando estamos de gira, generalmente tocamos tres temas de cada disco. Y tenemos el Black gives way to blue, The Devil put dinosaurs here, el disco homónimo, tratamos de sacar cosas que salen en nuestros epés, cosas del Dirt, de Facelift, así es que tocamos temas de casi todo nuestro catálogo", revela.

-¿Cuál sería la mayor diferencia entre lo que presentarán ahora y lo que mostraron en el festival Maquinaria?
-Creo que vamos a tener más tiempo para tocar que la vez pasada. La verdad, es que no lo sé todavía, no recuerdo de forma exacta el tiempo que estaremos en el escenario, porque a diferencia del festival, nuestro show dura una hora y media como mínimo. Lo que sí es seguro es que presentaremos muchas más canciones que la otra vez.

Caminando con un diablo bajo el brazo

La nueva gira que tiene a Alice in Chains recorriendo el mundo y que los trae de regreso a suelo nacional está enmarcada en la promoción de su más reciente disco, The Devil put dinosaurs here, lanzado en mayo de este año. Su segundo registro post Layne ha sido más que bien recibido por la prensa especializada y por los seguidores del grupo.

"Al disco le ha ido bastante bien", reconoce Kinney. "Las primeras canciones del álbum, no recuerdo cuáles son, han tenido harta rotación en las radios y han aparecido en los rankings, y ahora lanzamos un nuevo sencillo al que le está yendo muy bien, por lo que ha estado todo genial. Hasta ahora, todo ha ido muy bien", dice el baterista.

-¿Estás de acuerdo con lo que algunos dicen de este disco, que es como la continuación "natural" de Dirt?
-¿Sabes? Creo que los críticos tienen esa necesidad de comparar cosas por alguna razón. Mira, Dirt lo hicimos hace unos veintitantos años y tratamos de no repetirnos cuando hacemos algo nuevo, ya hice eso, sabes (risas). Éste es nuestro disco, nuestro ahora, y tanto para mí como para el grupo no existe comparación con nuestros trabajos anteriores.

Sin embargo, para Kinney sí existe algo parecido al orgullo cuando comparan este nuevo registro con otro de la discografía del grupo. "Es bueno saber que lo ponen a la par con los registros clásicos de la banda, en especial con ese trabajo, porque son discos totalmente diferentes. Era otro tiempo y la banda vivía otras situaciones", dice.

Las figuras ausentes

Pocos grupos pueden seguir cuando una de sus figuras principales cae de la forma en que lo hizo Layne Staley. Hallado en su casa, muerto por sobredosis en 2002, su figura aún sigue presente en esta nueva versión de Alice in Chains, aún cuando la banda ha editado dos trabajos con William DuVall en las voces.

Continuar con el grupo, con su legado, ha permitido a los demás integrantes del conjunto (Jerry Cantrell, Mike Inez y el propio Kinney) seguir con la música. "Ha sido muy reparador para nosotros lo que hemos hecho con estos álbumes, y siento que no habríamos hecho nada de esto si no se hubiese acercado a lo que nosotros queríamos, a nuestras exigencias, a nuestro trabajo anterior con nuestro amigo", revela el baterista.

Asimismo, a la muerte de Staley se suma la de Mike Starr, bajista original del grupo, que también falleció por una sobredosis de drogas prescritas en 2011. "No es fácil vivir con la pérdida de personas a las que amas, pero eso no cambia nada. Es algo que le puede pasar a cualquier persona, te puede pasar a ti, a quien sea, y el hecho de lidiar con eso en público lo ha hecho más difícil", dice Kinney.

-En ese sentido, ¿cómo se continúa con la música después de las pérdidas que ha tenido en particular Alice in Chains?
-Aún hacemos que siga funcionando esto y vivimos el día a día. De hecho, una parte del porqué hago esto es para mostrar la música que creamos junto a Layne y Mike, y continuar eso para la gente que quiera seguir escuchándola, y a eso sumarle nuevas generaciones, porque esta es nuestra vida, es nuestra banda, es lo que hacemos y que hemos estado haciendo más de la mitad de nuestras vidas. Y encontrarnos haciéndolo de nuevo y al nivel en que lo hacemos, con el mismo cuidado y atención, y por las mismas razones que lo hacíamos cuando comenzamos en esto, es muy bueno.

"Sabes, no habíamos hecho música juntos desde mediados de los noventa, y habían pasado unos 14 años o algo así desde que no sacábamos un disco, y todo fluyó de forma muy orgánica, fue algo muy natural el hecho de juntar a la banda otra vez, y funcionó muy bien para nosotros", explica el baterista. "Hicimos justamente lo que fue bueno para nosotros, en lo que creíamos como banda, y hemos hecho estos álbumes como un esfuerzo de grupo para tratar de trabajar como familia primero. Antes que todo, somos amigos, familia, y hemos pasado casi toda nuestra vida juntos, haciendo esta única cosa, iniciando esto del grupo. Y no ha sido fácil", cuenta el músico.

-Tras dos discos editados ya sin Layne, ¿cómo ves a William DuVall en su papel de "vocalista líder" del grupo?
-Bueno, obviamente todos estábamos de acuerdo con que seguiríamos haciendo esto y, sabes, la banda ya tenía a dos vocalistas, dos personas cantando, y las armonías del grupo estaban construidas en base a eso. Y aunque no define lo que hacemos, así es la forma como creamos nuestra música, nuestro sello, incluso cuando no lo hayamos planificado así. Entonces, cuando dijimos que seguiríamos con el grupo, teníamos que hallar a alguien que se acoplara a estas marcas, que pudiera tocar y cantar, y Will lo hace muy bien. Él es el mismo, no se toma muy en serio esto de ser el "vocalista principal" porque, la verdad, nunca lo hemos tenido. Layne era... (risas) La verdad es que no puedes reemplazar a alguien, nunca fue nuestra idea. Para nosotros, la gente es irremplazable, sabes, por lo que añadimos a otro integrante y funciona muy bien. Ha sido muy cool."


Por Adriana Mayo Ramos

Entrevista a William DuVall:

"The Devil Put Dinosaurs Here (“El diablo pone dinosaurios aquí”) es su segundo disco desde que la banda decidió volverse a subir a los escenarios. ¿A qué hace referencia esta nueva producción?
Creo que estamos “pinchando” un poco a la religión, alguna vez dijeron eso y, en serio, ¿debemos creer que un tipo mítico con pezuñas cruzó todo el mundo escondiendo huesos para engañarnos con un motivo? Es absurdo, como dijo Jerry Cantrell (líder de la banda) hay pocas cosas de las que no se hablan y nosotros lo venimos haciendo hace ya un tiempo.

¿Qué te parece la industria musical en la actualidad?
Es bastante preocupante y aterradora para los músicos porque no sabemos dónde acabará todo. Ahora, la música es considerada gratuita, la gente no la valora desde que se inició la descarga gratuita. Si entras a un Apple Store y tomas un Iphone y no lo pagas, la Policía te detendrá a 10 pasos antes de salir de la tienda, pero si lo encontraras gratuitamente, nadie le daría el valor que se merece. Eso es lo que nosotros sentimos cuando ensayamos, escribimos e invertimos dinero para hacer que un álbum suene lo mejor posible. Pero una vez que lo lanzamos, millones de personas lo toman gratuitamente. Esto hace que cambie todo económicamente, ahora las bandas “tienen” que hacer tours porque no ganamos dinero en lo absoluto con los discos. Esto arruinó a las disqueras, a nosotros los músicos y hasta a los fanáticos que piensan que cuando descargan gratuitamente están “oponiéndose al sistema” y no se dan cuenta de que llegará el momento en que sus bandas favoritas no podrán hacer tours y se terminarán separando porque no podrán sobrevivir económicamente.

Tienen la misma posición crítica para los realities de televisión. ¿Por qué?
Los realities son una prueba clara del estado de la cultura general. Tiempo atrás estos programas no hubieran llegado a la televisión; sin embargo, ahora se les premia con grandes audiencias y mucho dinero. Es algo que no entiendo.

Por otro lado, debió ser difícil reemplazar a uno de los fundadores de la banda (Layne Staley) y más aún si ya no estaba vivo. ¿Cómo tomaste la propuesta para ser el vocalista de Alice in Chains?
Al inicio la propuesta no fue formal, solo era tocar unos shows con ellos; aunque realmente todos teníamos en mente que esto podría llegar a algo más grande. Empezamos y sin darnos cuenta el 2006 se convirtió en un año lleno de shows alrededor del mundo. Realmente sentí que era un reto enorme que tenía que enfrentar. Subir a un escenario y dar lo mejor cada noche y, obvio, hubo varios escépticos en el público e incluso empresarios que nos contrataban, así que mi meta cada noche era hacerlos cambiar de opinión. Este escepticismo y curiosidad hizo que nos uniéramos muchísimo más. Se convirtió en algo de: o te hundes o nadas, o vuelas o mueres. No había tiempo para pensar demasiado acerca de lo que hacías, simplemente tenía que hacerlo y hacerlo bien.

¿Dudaste antes de aceptar la propuesta?
Nunca dudé, una vez que inicié ya sabía lo que estaba pasando. Estábamos concentrados en hacer las cosas cada vez más sólidas como banda, y cuando acabaron las giras ya estábamos trabajando en nuevo material; así que no, no hubo tiempo ni para dudar.

Ya en el ruedo, ¿tratas de emular el trabajo del desaparecido Layne Staley?
Lo que siempre hice fue salir y ser yo mismo, Layne Staley era genial y el hecho que él haya sido tan genial es porque siempre fue “él mismo”, así que es exactamente lo que hago. No me veo como Layne, trabajo en el escenario distinto, toco la guitarra y eso le da otra dimensión a la banda."


Por Oscar Céspedes Atenas 

"En el Festival Maquinaria de 2011 la expectación más grande estuvo centrada en el esperadísimo debut de Alice in Chains en Chile, que finalmente se produjo el sábado 12 de noviembre. 50 mil personas pudieron ver por fin en nuestro país a Jerry Cantrell y compañía.

EPero los más acérrimos seguidores de la agrupación, pusieron sus ojos en el cantante William Duvall, quien desde hace varios años sucedió en el puesto a Layne Staley (fallecido en 2002), porque los chilenos no pudieron ver al legendario vocalista original. Entonces, esa presentación fue casi una prueba de aprobación, por parte de la fanaticada dura de Alice in Chains en Chile.

“Claro, sentimos algo de presión, pero de buena manera, nosotros hemos tocado para más de 40 mil personas en muchas ocasiones, así que esto no es nuevo para nosotros, simplemente nos paramos en el escenario y hacemos lo que tenemos que hacer”, dice William en conversación con Terra.cl desde Estados Unidos.

El cantante tiene claro que los fanáticos siempre lo van a comparar con Layne Staley, pero también piensa que ha desarrollado una particular relación con los fanáticos nacionales. “¡Fue algo maravilloso!, algo genial, se generó una conexión muy especial con la gente. Chile es un lugar genial para tocar y la bienvenida que nos dieron fue lo mejor de todo”, asegura el vocalista al recordar su debut en Chile.

Alice in Chains ya ha vendido más de 10 mil tickets y se espera que el Movistar Arena esté repleto hasta las banderas el 30 de septiembre para su segunda presentación en nuestro país. Entradas disponibles por Puntoticket."


Por Daniel Solyszko 

"La banda tocó previamente en Brasil en el extinto Hollywood Rock en 1993, cuando el grunge - etiqueta que agrupa especialmente a bandas de Seattle como Nirvana, Pearl Jam, Soundgarden y Alice in Chains - estaba en lo alto. Más recientemente volvieron a tocar en el SWU en el 2011, con el nuevo vocalista William DuVall, que sustituyó a Layne Staley, quien murió de una sobredosis en el 2002. "Durante los últimos 12 años, nuestro show ha sido la misma cosa", dice el guitarrista, riendo. "Pero estamos muy orgullosos de operar siempre a un alto nivel", agregó, sin falsa modestia. Acerca del repertorio, señala que van a tocar un poco de cada disco.

Según Cantrell, la participación de la banda en la actual edición de Rock in Rio se produjo a través de una invitación de Metallica, atracción principal del cuarto día del evento. "Nos preguntaron y aceptamos", dije, y que afirma encontrar "genial" el line-up del jueves, compuesto de varios grupos y artistas con los que ha compartido el cartel en festivales anteriores.

A pesar de mostrar un estilo diferente de la mayoría de las bandas de Seattle durante el apogeo del grunge y que nunca han sido parte del catálogo de discos de estilo emblemático, como SUBPOP, que ayudó a catapultar al éxito de la mayoría de las bandas locales, Cantrell dice que la escena local estaba muy unida. "Nosotros íbamos a los conciertos de unos y de otros, compartíamos el dinero, el equipo, todo", dijo.

Pero mientras sus colegas como Nirvana y Mudhoney tuvieron fuerte influencia del punk rock y la escena indie de entonces, las referencias en Alice in Chains provenían de casi todo el metal y el rock clásico. "La mayoría de las cosas que hicimos cuando empezamos fue inspirado en el clásico rock británico, y también escuchábamos a bandas americanas como Van Halen y Aerosmith. Una influencia importante fue la de AC/DC. Pero también nos gustaba Iron Maiden, Judas Priest, Scorpions, Pink Floyd, Led Zeppelin ... ", dijo.

Otra cosa en común con la co-generación fue el rechazo a la etiqueta "grunge". "Nunca nos gustó que nos llamaran "Grunge" y supongo que a ningún otro grupo de Seattle. Todas las bandas eran únicas ninguno quería ser como el otro. Soundgarden, Nirvana eran diferentes, eran diferentes a Pearl Jam, que eran diferentes a Screaming Trees, fue una cosa única.", dijo.

Usando el heavy metal ​​como su principal fuente de inspiración, Alice In Chains fue durante el apogeo del estilo estético "poser", con artistas como Warrant y Poison usando maquillaje y cantando letras hedonistas sobre autos y chicas. El sonido y el aspecto de la banda, por el contrario, era crudo, sucio y pesado, casi una fantasía de morbidez narcótica. "No estábamos interesados ​​en hacer música ligera, linda. Queríamos hacer algo real. Muchas cosas vinieron de sentimientos o experiencias personales", explicó.

Cantrell concuerda al escuchar si es que él piensa que Alice In Chains fue uno de los principales responsables de generar un cambio radical en la definición del metal durante los años 90. "Fuímos sin duda parte de un cambio", dice. "Las nuevas generaciones vienen y cambian todo, esto es normal. Pero, una vez dicho esto, al igual que muchas bandas de los años 80, es sólo un "sabor diferente", dijo. "Amábamos la música y el arte, pero obviamente también queríamos lograr el éxito", añadió

Lejos de ser una mera fuente de temáticas para las letras, la depresión y la adicción a las drogas parecen haber sido constantes en la carrera del grupo, que sólo reanudó las actividades tres años después de la muerte de Staley, cuando DuVall tomó el micrófono. "No somos negativos, sólo reflejamos las cosas que nos rodean, así como las cosas que están dentro de nosotros. Tu cometes miles de errores. Hay mucha belleza en la vida, pero para llegar ahí tiene que pasar por un montón de mierda", relativiza Cantrell.

Conocida una lista de pedidos de camarín que incluye cocina asiática y jugos naturales, cuando se le preguntó si esto no le parece irónico teniendo en cuenta la imagen de la banda "junkie", se ríe y se sorprendió al saber los requisitos habían sido revelados. "Cuando eres joven todo esta bien", dice acerca de la bebida y el consumo de drogas en los viajes ", pero cuando llegas a mayor edad necesitas mayor atención, debes cuidar la "máquina" para que funcione. No es fácil mantenerse en forma en la gira, permaneciendo uno o dos años en la carretera puede ser muy agotador ", concluyó."

No hay comentarios: