ALICE IN CHAINS TOUR 2018

Entrevistas a Alice in Chains: "Hay bandas cuyo directo es como un espectáculo de marionetas" (Agosto y Septiembre 2013)

Los miembros de Alice in Chains concedieron varias entrevistas a distintos medios durante los últimos días, y varias de estas, las recogimos, para que las puedan leer a continuación. Hay dos que fueron publicadas por medios chilenos (Radio Futuro y Rockaxis) y que entrevistaron a Sean Kinney, con miras al arribo de la banda a nuestro país el 30 de septiembre en el Movistar Arena. Además, recogimos dos publicaciones más, en donde hablan Sean Kinney y William DuVall sobre el estado de la música actual, entre otros temas, y otra en donde Mike Inez se refiere a Layne Staley.


Sean Kinney de Alice in Chains: “Ensayamos muy poco para grabar el Unplugged de MTV” (Radio Futuro, 6 de septiembre de 2013)
Por Rodrigo Ulloa

"El baterista habla del pasado de la banda, adelanta el show del próximo 30 de septiembre y recuerda a sus compañeros caídos.

¿Qué tal Sean?. Imagino que están contentos por su primer show en solitario en Chile. Antes estuvieron, pero como parte de un festival
Estamos muy emocionados por eso. Fue un show muy especial para nosotros, porque fue la primera vez. Queríamos volver y lo vamos a hacer

¿Cuál es la idea del show? ¿Tocar el disco nuevo entero, mezclarlo con otras cosas? ¿Qué tienen en mente?
Tocamos un poco de todo, también del último disco. Vamos a tocar de cada disco que sacamos.

Hablando de los discos de Alice in Chains, el “Facelift” va a celebrar su aniversario 25 en 2 años más. Eso podría abrirles las puertas al Salón de la Fama del Rock and Roll. ¿Es algo que les preocupe?
No tengo idea cómo funciona ni quiénes son los que deciden. No estamos en la música para ganar premios. Esta fuera de nuestro control. Si ellos nos quieren invitar, probablemente vayamos. Pero si no, vamos a seguir durmiendo tan bien como ahora(risas).

¿Volviendo a lo de Chile. Qué te acuerdas del show en Maquinaria? Personalmente recuerdo ese atardecer con ustedes tocando, muchísima gente…
Si. Atardecer tirando para noche. También me acuerdo que se puso a llover muy fuerte, tuve que proteger mi batería, pero por suerte salió todo bien. Pero caía agua sobre mí. Fue sin dudas un show memorable. La gente muy emocionada.

Sean, creo que te confundes. Aquí no llovió. De hecho hubo un tremendo sol…
Oh!!!!! Tienes toda la razón. Perdón! Me estoy confundiendo (RISAS). Ahora me acuerdo. Estaba Chris Cornell en otro escenario, la gente llenaba todo el lugar, muy apasionados todos. La vibra era muy buena. Nos sentimos súper honrados.

No sé si estás al tanto, pero en la misma semana que Alice in Chains toca Black Sabbath en Chile. ¿Escuchaste el último disco, qué te parece que no esté Bill Ward?
Ellos pueden hacer lo que quieran. Es su asunto. Por supuesto que a todos nos hubiese gustado verlos juntos, porque puede ser la última gira de ellos. En un mundo perfecto para sus fans pudo haber sido así, pero no lo es. Creo que el disco es grandioso y estoy feliz de ver que están contentos haciendo la gira y la música.

Hablemos un poco de “The Devil Put Dinosaurs Here”. Entiendo que el título tiene un asunto bíblico, de culturas que creen que el demonio enterró a los dinosaurios para poner en duda el poder creador de Dios. ¿Puedes contarnos un poco más?
Habíamos escuchado esa historia por mucho tiempo y Jerry hablaba mucho de eso. Escribimos una canción al respecto, y cuando estábamos titulando el álbum, no se nos ocurría nada y apareció esa idea. Al menos, no nos vamos a topar nunca con otro disco que se llame así. No se trata de algo que la gente deba creer o no. Es sólo una frase que nos gustó.

De alguna forma y perdón que te lo diga así, eres una especie de sobreviviente en Alice in Chains. Son como una familia que ha perdido a dos hermanos, Mike y Layne. Desde ese punto de vista, cómo ven y se relacionan con su pasado
Ha sido muy difícil perder gente a la que sientes familia, que quieres y aprecias mucho. A todos les ha pasado o algún día les va a pasar. No es algo muy placentero con lo que lidiar pero la realidad puede cambiar. Por eso buscamos la forma de honrar nuestro pasado y a la gente que quieres. Sólo nos queda avanzar y crear cosas juntos. Estamos aquí vivos todavía con nuestro dolor, pero es importante para nosotros continuar trayendo el legado de todos los que formaron parte de esto.
Por estos días estar en una banda de rock no es la decisión más inteligente, financieramente hablando. Pero nos sentimos afortunados de tocar para gente que disfruta la música y apoya a la banda. Esa es la razón por la que seguimos tocando.

Sin exagerar, el Unplugged de Alice in Chains es una especie de Frampton Comes Alive! para la generación que hoy tiene entre 30 y 40 años. Está en casi todas las casas de mis amigos. ¿Qué recuerdas particularmente de esa noche?
Llevamos años tocando música, haciendo discos. Nos sale muy natural tocar. Lo de MTV lo vimos como un show más. Me acuerdo que no ensayamos mucho. Fue raro, porque hicimos una canción esa misma tarde (The Killer Is Me) y la tocamos en el show. Creo que la ensayamos una o dos veces. Fue una gran noche, agradezco que lo hayamos hecho.
Salió todo bien. Cuando tocas en vivo, nunca sabes. Pero esa fue una velada interesante.

Me acuerdo también de Metallica llegando al set con el pelo corto y ustedes dándole la bienvenida con la línea de bajo para “Enter Sadman”
(Risas) Me acuerdo. Llegaron a último minuto. Me siento muy honrado de que seamos amigos. Han sido un ejemplo parta nosotros sobre la forma de cómo superar los problemas y seguir adelante."


Alice in Chains: en sus propios términos (Revista Rockaxis #126, pág. 31, Septiembre 2013)
Por Francisco Reinoso

"Solo dos discos necesitaron Alice in Chains para sellar, otra vez, su residencia en el barrio más cotizado del rock. "The Devil Put Dinosaurs Here" es otra razón de peso a la hora de las valorizaciones próximas a su inminente show en el Movistar Arena. Sean Kinney (baterista) lo afirma con bastante orgullo.

Durante muchos años, la historia de Alice in Chains estuvo cubierta por un lúgubre manto de infortunios. Drogas, decesos y una industria con reiterados signos apocalípticos precedieron la reactivación de la banda. en primera instancia formulada para el concierto benéfico en Seattle (2005) y luego extendida en la encarnación que hasta hoy los tiene envueltos en uno de sus períodos más estables en tres décadas.
Armado con un sólido tracklist, "Black Gives Way To Blue" (2009) esfumó los fantasmas del pasado, además de demostrar lo equivocados que estaban los viudos de fallecido frontman, Layne Staley, al vaticinar un fracaso en las aspiraciones de los tres miembros restantes de la banda por apostar en un cantante desconocido (William DuVall) y volver a conmover a las masas con repertorios de alto impacto.
Ahora, el restablecerse como grupo y salir bien parado trajo consigo un desgaste no menor en las filas de Alice in Chains. El principal damnificado fue el guitarrista, voz y principal compositor Jerry Cantrell, quien tuvo que someterse a una cirugía en el hombro, experiencia que añadiría un ingrediente extra al proceso de creación para "The Devil Put Dinosaurs Here". Aprovechando un par de fechas en Canadá, hablamos con Sean Kinney (baterista) sobre esta nueva victoria, no exenta de dificultades, para el cuarteo de Seattle. La lectura es clara: volvieron para quedarse.

Alice in Chains siempre ha sido visto como una banda oscura. Antes de lanzar "The Devil Put Dinosaurs Here", publicaron en la red un divertido documental en el que participaban varios amigos suyos como Mike McCready, Lars Urlich y Duff McKagan. No es su primer intento por mostrar ese lado humorístico que muchos desconocen.
Sean Kinney: "Nosotros tenemos una historia con este tipo de cosas. Hicimos "The Nona Tapes" en los noventa y para el disco anterior también publicamos una entrevista promocional donde además aparecemos en una lavandería, cada uno maquillado como un miembro de Kiss (risas)".

A la mayoría de los músicos no les gusta hacer entrevistas promocionales. Enfoques como ese lo hacen más fácil para ustedes, ¿no?
"Exacto. Tratamos de pasarla bien cada vez que podemos. Todas esas entrevistas promocionales en video que los sellos pactan son en una misma estructura: sentarse a hablar sobre el disco y bla bla bla. No se ofrece nada nuevo, todo es muy rutinario y eso no es lo nuestro. Nosotros concentramos fuerzas en escribir canciones para que la gente disfrute. Nuestro rol poco tiene que ver el de convencer a una persona a que consuma algo. Toda esas cosas extras que hacemos son solo para poder lidiar de mejor forma con la rutina."

Sé que trabajaron en este disco poco tiempo de haber lanzando "Black Gives Way To Blue". Jerry ya tenía escritas canciones como 'Voices' el 2010. ¿Qué tanto afectó a este proceso la cirugía de Cantrell?
"Atrasó las cosas. Entre la misma cirugía y el proceso de rehabilitación fue casi un año. Jerry llevaba bastante tiempo sufriendo por una operación que le hicieron el 2005 para reparar una herida en el hombro y tuvieron que intervenirlo otra vez. Fueron varios meses de reposo, pero él, en pleno tratamiento, se las arregló para crear canciones, ya sea a través de un teclado que tenía o grabando melodías en su teléfono. Así fue como, por ejemplo, salió 'Stone'. Jerry la tenía en su buzón de voz (risas). Aprovechó muy bien el tiempo.

Ustedes otra vez eligieron grabar con Nick Raskulinecz, quien es conocido por siempre trabajar con bandas que ama o admira. ¿Cómo fue esta segunda experiencia?
"Fue muy buena. Él junto al ingeniero, Paul Figueroa, son un excelente equipo. Nos hicimos amigos para "Black Gives Way To Blue", un paso muy importante para nosotros porque no grabábamos hace mucho tiempo. No perdimos contacto y eso permitió que una experiencia tan intensa como registrar un disco, haya sido más sencilla de lo normal. La comunicación es muy importante en este tipo de cosas y Nick con Paul nos ayudaron mucho".

El éxito de "Black Gives Way To Blue" ayudó mucho para callar a los críticos y prejuiciosos que no creían en esta era de la banda. ¿Ves a William DuVall más confiado en su rol dentro de Alice In Chains?
"Todos nosotros los estamos. Sabemos lo que hacemos y lo que es bueno para el grupo. Aunque las críticas siempre estuvieron ahí, nunca les prestamos demasiada atención. Obviamente, William requería tiempo para sentirse cómodo. Es increíble ver como la mayoría de los fans lo han aceptado. Él no es un reemplazante. Por mucho que lo intentes, tú no puedes reemplazar a la gente, ¿sabes? Nosotros lo integramos al grupo y afortunadamente ha funcionado. Estamos muy unidos".

Como una familia.
"¡Claro! Nosotros siempre hemos operado como una familia. Desde las personas que se encargan de los negocios como nuestro manager, el cual tenemos desde hace años, a los que se integran al crew, siempre somos conscientes de mantener esta forma de convivencia: un grupo de personas que trabajan por un mismo objetivo. Es esencial llevarse bien entre todos, más aún cuando viajas y estás en constante movimiento. Muchos ven esto de girar como algo glamoroso pero hay un gran esfuerzo de por medio. El vivir prácticamente en un bus o moviéndose todo el rato en avión desgasta y en los días libres que uno tiene entre conciertos, es imprescindible tener una buena relación con el equipo".

Tu primer show en Chile [fue] para un festival muy ligado por su cartel al rock de los noventas. ¿Crees que los conciertos de Alice In Chains en la actualidad poseen una vibra distinta a los presentados durante esa década?
"Consistentemente, somo una mejor banda en vivo. También nuestro estilo de vida ha cambiado un poco (risas). Damos un show más sólido y tocamos en directo. Nos usamos pistas para las voces ni tracks de apoyo para nada. En varios festivales nos hemos dado cuenta de la gran cantidad de grupos nuevos que apelan al uso y abuso de ProTools. Por nuestra parte podría ser visto como una desventaja, pero nosotros estamos confiados de que trabajamos duro para sonar como queremos. ¡Aparte no sabemos hacerlo de otra forma! (risas). Otro punto es la gente, el cruce de generaciones se ve en los shows. Hay un segmento más diverso de fans. Todos son muy entregados y eso también nos da una prueba concreta de que lo hacemos bien."

¿Qué recuerdas de tu performance en Chile?
"Nunca habíamos estado ahí y, pese a que sabíamos que era e un festival, quedamos impactados con la cantidad de gente que nos estaba viendo. Más bien porque se escuchaban muy fuerte. Por momentos, los escuchaba a ellos por sobre las voces de Jerry y William".

¿Imaginaste alguna vez que Alice in Chains llegaría a ser considerada una banda de rock clásico?
"No, eso es un signo de que la música sigue, no es algo que tú puedas controlar. No le sucede a todo el mundo. Estamos profundamente conscientes de ellos. Es divertido, bromeamos con ello de hecho. Es como, 'guau, ahora somos también una banda clásica'. Seguimos creando música, seguims moviéndonos, componiendo un material que sentimos que está a la altura de todo lo anterior. No descansamos con el hecho de que cada noche podemos salir al escenario y tocar los clásicos. Podríamos hacerlo y la gente igual aparecería. Es lindo tener eso pero también es extraño. No va en nosotros, ni los sellos, está en la gente que sigue descubriendo y difundiendo a nuestra banda y ése es el mayor cumplido. Nos sentimos muy honrados".

Cambiando un poco de tema, 'Stone' me recordó mucho a Black Sabbath. ¿Escuchaste su nuevo disco, "13"?
"Solo he escuchado cinco canciones. Me lo podría haber bajado o comprado en iTunes pero aún estoy pegado en el formato físico. Soy de la vieja escuela y, bueno, lo que escuché me encantó. Estoy muy contento por Tony y los muchachos".

¿Hay algún grupo nuevo que te haya llamado la atención, últimamente?
"Pese a que llevan tocando bastante tiempo, me gusta mucho Mastodon. Ghost también por su sonido vintage y puesta en escena lo hacen bastante bien; Monster Truck es una banda canadiense de hard rock que giró con nosotros semanas atrás. Con internet uno posee una oferta de millones de grupos, el problema es el filtro. Sigo siendo a la antigua en ese sentido: veo a los grupos en vivo, los busco por recomendaciones de amigos o entendidos en el tema".


Sean Kinney (Alice In Chains): “Hay bandas cuyo directo es como un espectáculo de marionetas”
Transcripción y traducción de portALTERNATIVO, entrevista original de Elisa Renee.

"William DuVall y Sean Kinney, frontman y batería de Alice In Chains, han charlado con Elisa Renee (vía Alternative Nation) sobre el nuevo disco de la banda, aunque también sobre el estado de la industria musical.
Cualquier música que pueda generar dinero será la mierda estúpida ‘playbackera’ que se hace para el populacho, hecho para las masas, esa clase de telerrealidad. Más barata, mierdosa, estúpida, atontada. Los próximos Led Zeppelins y todo el mundo que está tocando ahora y nunca tendrá una oportunidad porque si no apoyas estas cosas, no hay infraestructuras para convertir una banda en una banda y madurar y crecer. Es económicamente imposible. Es decir, nosotros estamos ahí afuera haciendo esto. Nos pagan por lo que hacemos pero nos gastamos casi cada centavo que sacamos para hacer esto.
Nos gastamos casi todo nuestro dinero en hacer esto y somos afortunados. Cada bus (de gira) vale 30.000 dólares al mes. Y eso sin contar la gasolina. Vale millones de dólares hacer esto a cierto nivel.
Las compañías discográficas jodieron a todo ser humano que grabara música en la historia de la música. Cada persona desde las primeras grabaciones ha sido jodida permanentemente porque las compañías no han aclarado las cosas. Nadie reguló nada ni encontró una manera de distribuir esto de forma adecuada (en la era de internet).

Por su parte, William DuVall se ha referido al nuevo disco de Nine Inch Nails, “Hesitation Marks”, que ha supuesto la vuelta a una multinacional de la banda.
Leí que Trent Reznor va a sacar su nuevo disco en un gran sello, Columbia, que le está ganando muchas críticas en internet. Leí ayer que va a lanzar dos versiones del álbum para luchar en la guerra de ruidos (risas). Hubo un tipo con un cartel en algunos conciertos atrás (mientras pone un tono sarcástico), “La guerra del ruido está matando la música. Me encanta vuestro álbum pero es una mierda por el ruido y por como está masterizado”. Sea como sea, Trent está tratando de luchar en esa batalla publicando dos versiones de su álbum. Lanzará la normal más compacta digital para la mayoría de gente y otra versión audiófila en vinilo. También creo que va a sacar la versión digital de eso, que no será ni de lejos tan ruidosa. Deberías ver la cháchara que hay alrededor de eso. Hay tanta gente que se mete con él solo por probar algo. Esa es la actitud con la que tenemos que lidiar, tenemos que combatir eso. Me da igual si es gente joven, me da igual quien anda hablando de eso, tenemos que combatir esa actitud porque el tipo está ahí probando, igual que nosotros también probamos cosas.

Kinney termina refiriéndose al desolador panorama que ve en cuanto al directo de las bandas.
La mayoría de bandas tienen ayuda (en directo). Algunas de ellas tienen todo montado como si fuera un espectáculo de marionetas. No creo que ver a ningún artista valga 600 dólares, a menos que salga ahí y cure el cáncer."



Alice in Chains no está amarrado al pasado (The Columbian, 6 de septiembre de 2013)
Por Alan Sculley

Extracto, traducida al español:

"El bajista de Alice In Chains Mike Inez admite que la ausencia de Layne Staley, cantante original del grupo, que murió por una sobredosis de drogas en el 2002, todavía se cernía sobre el grupo cuando se reunió con el nuevo vocalista William DuVall para hacer el álbum de regreso del 2009 "Black Gives Way To Blue".

Dos años de gira con DuVall, sin embargo, ayudó a que el disco recientemente publicado, "The Devil Put Dinosaurs Here" fuera una experiencia diferente.

"Creo que se sentía más como una unidad sólida", dijo Inez, en una entrevista telefónica a principios de agosto. "El álbum 'Black Gives Way To Blue' fue como, 'Espera, ¿dónde está Layne? ¡Qué alguien llame a Layne!' o algo así. Pero en éste otro, habíamos hecho muchos más, probablemente cientos de conciertos juntos en ese momento, de todas las formas y tamaños, desde clubes a estadios y en todo lo que hay entremedio. Así que creo que en éste había mucha menos ansiedad que en el 'Black Gives Way To Blue" y menos signos de interrogación".

Si el retorno de los miembros de la banda - Inez, el guitarrista Jerry Cantrell y el baterista Sean Kinney - fue más confortable siendo Alice In Chains de nuevo, no significa necesariamente que hayan encontrado el cierre al unir fuerzas con DuVall y no extrañar a su fallecido cantante Staley.

"No creo que haya un cierre, per se. Me parece que la palabra está equivocada", dijo Inez. "Es obvio que pasa y el mundo sigue girando y los conciertos siguen llegando, y cosas por el estilo, pero a veces, sobre todo, como en el autobús de la gira a altas horas de la noche, cuando no hay sonidos pasando y esta muy silencioso, empiezo a pensar en Layne y en cosas por el estilo, aún hoy en día. Y no quiero dejar de pensar en Layne jamás".

No hay comentarios: