ALICE IN CHAINS TOUR 2018

"River of Deceit": la búsqueda espiritual de Layne Staley

Los datos estadísticos sobre la canción "River of Deceit", señalan que fue el primer single de Mad Season, el track n° 3 del álbum "Above", lanzado en 1995. Fue escrito en conjunto por los cuatro miembros de la banda: Mike McCready, Barrett Martin, John Baker Saunders y Layne Staley. Sin lugar a dudas, es la canción más conocida de la banda, sobre todo porque tiene el apoyo del video clip, que fue incluido al final del Video Home "Live at The Moore".


Ahora bien, tratar de entender de que se trata, es algo muy complejo, como cualquier canción, sobre todo si estamos hablando de Layne Staley. A continuación, la letra de esta canción, traducida al español:


"Mi dolor es auto-escogido
Al menos así lo dice El Profeta
Yo podría quemar
O cortar mi orgullo, y comprar algún tiempo
Una cabeza llena de mentiras es el peso, atado a mi cintura

El río del engaño empuja hacia abajo
La única dirección en que fluimos está abajo
Abajo, oh abajo
Abajo, oh abajo
Abajo, oh abajo
Abajo, oh abajo

Mi dolor es auto-escogido
Al menos creo que lo es
Podría ahogarme
O quitarme la piel y nadar a la orilla
Ahora puedo volverme una hermosa concha para que todos la vean

El río del engaño empuja hacia abajo
La única dirección en que fluimos está abajo
Abajo, oh abajo
Abajo, oh abajo
Abajo, oh abajo
Abajo, oh abajo

El dolor es auto-escogido
Nuestro dolor es auto-escogido

Abajo, oh abajo
Abajo, oh abajo
Abajo, oh abajo
Abajo, oh abajo"




De acuerdo a las palabras de Barrett Martin, Layne Staley estaba en una verdadera misión espiritual. Y esta canción es el reflejo de ello. Pocos días después de hacerse público la muerte Layne, Martin público un texto que se conoce como "Barrett Martin's Eulogy for Layne", el cual se puede leer completo a continuación, en español:

"Otro de nuestros mejores y más brillantes ha caído. Layne Staley murió solo en su apartamento de Seattle en algún momento de la semana pasada. Estamos todos muy tristes por el final de la notable vida de este hombre, pero cualquiera que sea la causa de su muerte, no es importante, porque la muerte es en realidad el punto alto en la propia vida.
Como un antiguo monje zen ya ordenado, he aprendido a meditar sobre la muerte con frecuencia - es una de las prácticas primarias. De este modo, en algún momento nos damos cuenta que la vida y la muerte son una misma cosa, dos caras de un mismo continuo. Si la vida se puede expresar como un círculo, y luego del nacimiento y la muerte son, literalmente, la singularidad misma de ese círculo. El Jefe Sealth, líder indígena del lugar que se convirtió en Seattle, dijo una vez: "No hay muerte, sólo un cambio de mundos". Ahora Layne Staley ha cambiado su mundo.
Aprendí hace mucho tiempo que las adicciones de una persona y los obstáculos no son más que la cubierta exterior que oculta el verdadero espíritu interior. Si tuvimos la suerte de conocer Layne, usted sabe de lo que estoy hablando. Si nos fijamos en sus virtudes y en sus talentos, su regalo para nosotros queda claro: su vida se expresó en sus palabras y en su música. ¡Escúchenlo! Dijo mucho en un corto período de tiempo.
Una de las cosas que siempre me quedó grabada sobre Layne fue una conversación que tuvimos a principios de nuestros trabajos pasados. Él y yo habíamos trabajado como carpinteros, y hablamos de nuestras vidas antes y después del éxito musical. Estuvimos de acuerdo en que la música era, lejos, una profesión mucho más difícil que requiere una enorme cantidad de disciplina y fortaleza física. Usted podría dejar el cinturón de herramientas en el lugar de trabajo después de un día de trabajo, pero llevado a la música, sigue contigo mucho después de abandonar el estudio o el escenario. Fue tu vida. Se acercó a su "trabajo" como un artesano experto y creo que es por eso que cualquier músico que ha tenido que trabajar de verdad para ganarse la vida, puede expresarse de esa manera, un trabajador que hizo su camino, el camino que Layne hizo.
Cuando estaba en su mejor momento de grandeza, fue impresionante a la vista. El dominio de su voz y su carisma natural fue una rara combinación, de hecho aquellos de nosotros que estuvimos de gira con él y lo vimos en el escenario podemos recordar el poder que tenía. Su estilo vocal único ha sido imitado con frecuencia desde el apogeo de la escena musical de Seattle, pero ninguno de ellos nunca realmente se acercan a su dominio. Fue sin duda "un natural" y no se podía haber imaginado una perfecta encarnación de un cantante de rock. Sorprendentemente, detrás de esta imagen exterior, fue un inteligente, amable y humilde hombre.
Cuando Alice y los Trees estuvieron de gira juntos a lo largo de 12 meses y en otros tantos países, vi un lado diferente de Layne. Su lista de invitados, por ejemplo, no era para los amigos o clientes de élite del circuito de rock, era para los chicos que no pueden pagar por un boleto. Recuerdo una discusión que tuvo con un tour manager que necesitaba que Layne compartiera la lista con algunas personalidades VIP. Layne se negó a renunciar a ella diciendo: "Esas personas pueden permitirse comprar sus propios boletos, los chicos que están al frente del club no pueden". Se negó a ceder en esto y ahí es cuando yo sabía que él realmente tenía coraje. Debido a que él pensaba que esos chicos eran los que realmente debían ver su espectáculo, aquellos que eran los desposeídos.
Recuerdo estar vagando por las ciudades europeas con él y hablar acerca de las épocas y de la historia de los lugares en que nos encontrabamos, admirando la arquitectura, las diferencias de estilo. Él realmente tenía un intelecto agudo y un gran sentido del humor y siempre nos hizo reír a los profanos.
Un par de años más tarde, cuando formamos nuestra propia banda, Mad Season, hablamos acerca de cómo nuestras experiencias de vida, juntos y por separado, nos había llevado a todos a este punto en particular. El momento de decidirnos a crear algo juntos, con la intención concentrarnos en hacer un gran disco.
Y eso es exactamente lo que hicimos. Hicimos el disco que queríamos hacer, sobre cómo nos sentimos, musical y espiritualmente. Siempre he pensado que ese fue el mejor registro de rock que he tenido el privilegio de hacer, y creo que el resto de la banda estaría de acuerdo.
Lamentablemente, perdimos a Baker Saunders, el bajista, hace unos dos años atrás, de una manera similar. Ahora sólo quedamos tres de nosotros de esa banda, pero la música que hicimos juntos es una declaración de amistad y confianza. Y creo que eso es lo que define a Layne como artista: él hizo el tipo de música que quería hacer, no lo que dicta las tendencias. Cortó una amplia franja a través de la música popular con su estilo y ayudó a definir las tendencias que están siendo copiadas hoy. Vivió lo que otros pretendían. Y luego escribió sobre eso.
Mi mejor recuerdo de Layne fue cuando estábamos haciendo el álbum "Above". Él estuvo en el salón del estudio leyendo "El Profeta" de Kahlil Gibran. Yo lo había leído hace pocos años atrás, por lo que empezamos a hablar sobre qué significaba ser un artista y el mensaje espiritual que tiene ... basta decir que Layne Staley se sentía como si estuviera en una misión espiritual a través de su música. No es una misión de rock, es una misión espiritual. Y creo que es evidente en sus palabras y en el timbre de su voz. Cuando lo escuchas, lo sabes. Era un auténtico artista en tiempo de impostores.
No voy a citar a "El Profeta", lo pueden leer por sí mismos. Pero me gustaría citar un poema japones sobre la muerte en forma de Jisei, el arte de escribir un poema en los momentos finales antes de su muerte. Éste parece describir mejor lo que sentía por Layne Staley, en su vida y su muerte. 

'Mi espada se recorta contra el cielo.
Con su hoja bruñida decapitaré
A Buda y a todos sus santos.
Que caiga el rayo donde quiera.'

(Shumpo Soki, Maestro Zen, falleció el 14 de enero 1496, a los 88 años de edad)
- Barrett Martin (Screaming Trees, Mad Season)"

Luego, el 2009, Martin concedió una entrevista para Banned Promotions y señaló lo siguiente: "La sesión de estudio del "Above" fue realmente mágica, altamente creativa, sesión inspiradora, y todos nosotros lo hicimos juntos. Layne estuvo leyendo muchos libros de poesía en ese tiempo, y recuerdo que Kahlil Gibran fue uno de sus favoritos."


La palabras de Martin hablan por si solas. Es muy elocuente y muy sentidos los recuerdos que tiene sobre Layne Staley, se nota que todas sus palabras afloran con pasión, meláncolia y orgullo al hablar de Layne. Ya antes habíamos publicado una entrevista de Barrett Martin, en que se refiere a él, señalando que: "(El álbum "Above") es oscuro, si. Sobre todo teniendo en cuenta que Layne y John Baker están muertos. Te entiendo, esas letras de Layne y su forma de interpretar las canciones, son bastante duras. Pero te aseguro que en aquellos momentos grabar “Above” fue una liberación. Recuerdo pasar mucho tiempo con Layne en aquellas dos semanas en el estudio, y se le veía muy feliz, tio. Se sentía liberado, de poder grabar material que no se tuviese que amoldar a Alice In Chains. Por fin podía escribir sus propias canciones y todos le vimos muy animado”. Y luego agregó que: “Pues nunca le consideré alguien depresivo. Layne era un chico muy divertido, muy despierto. ¿Pero sabes lo que de verdad admiré siempre de él? Que era educado y encantador con todo el mundo. Nunca tuvo una mala palabra para un fan ni para nadie que le reconociese por la calle. Al contrario de la mayoría de las “estrellas de rock”, que son arrogantes, y se olvidan de la gente que los han convertido en lo que son. Para mi, los rockstars que son arrogantes demuestran tener un carácter débil e inseguro. Y Layne era lo contrario a todo eso, era encantador con todo el mundo. Y siempre recordaré que en sus shows, mientras que lo normal es hacer una lista de invitados con gente de la prensa, de sellos discográficos y de emisoras de radio, Layne prefería poner en esa lista a sus amigos, e incluso una vez a unos chicos que había conocido, y que no se podían comprar un ticket. Layne era alguien que se preocupaba de la gente, nunca olvidó a sus amigos”





Como se puede apreciar, Barrett Martin mencionó en varias ocasiones a Kahlil Gibran, poeta y pintor americano-libanés (1883-1931), y a su obra cumbre "El Profeta". Layne dedicó mucho tiempo en este período en que estuvo en Mad Season a leer sus obras y eso se puede apreciar en las letras de las canciones. De hecho, en "River Of Deceit" hace una referencia directa a Kahlil Gibran: "Mi dolor es auto-escogido, al menos así lo dice El Profeta".


A continuación, un extracto de aquella obra, que pertenece al capítulo de "El Dolor".

"Vuestro dolor es la ruptura de la celda que encierra vuestra comprensión.
Así como la semilla de la fruta debe romperse para que su corazón se muestre al sol, así debéis vosotros conocer el dolor.
Y, si pudiérais mantener vuestro corazón maravillado ante los diarios milagros de la vida, vuestro dolor no os pareciera menos prodigioso que vuestra alegría.
Y aceptaríais las estaciones de vuestro corazón así como habéis aceptado siempre las estaciones que pasan sobre vuestros campos.
Y esperaríais con serenidad a través de los inviernos de vuestra pena.
Mucho de vuestro dolor es elegido por vosotros mismos. Es la porción amarga con la que el médico que hay dentro de vosotros cura vuestro ser enfermo.
Por tanto, confiad en el médico, y bebed el remedio en silencio y tranquilidad;
Porque su mano, aunque dura y pesada, guiada está por la tierna mano del Invisible.
Y el vaso con que brinda, aunque queme vuestros labios, ha sido moldeado de la arcilla que el Alfarero ha humedecido con sus propias lágrimas sagradas."






Layne Staley estaba sin duda en una búsqueda espiritual, tratando de entender que su talento no era algo gratuito. Hay que recordar que antes de pasar a formar parte de Mad Season en 1994, tuvo que entrar a rehabilitación por su adicción a las drogas, dejando en pausa a Alice in Chains, suspendiendo el tour con Metallica, lo cual se supo un día antes de su inicio. Eso para que midan la gravedad de la situación. Este hecho y el haber estado en cima del rock, conocer el lado oscuro, sin duda lo hicieron reflexionar, en lo que él era realmente. Muchos de los que lo conocieron realmente, saben perfectamente eso. Pero para el resto, que sólo sabe que fue un cantante que murió por sobredosis, ignoran mucho de quien fue el verdadero Layne Staley.

Un pequeño ejemplo del verdadero Layne es uno de los post anteriores, en que se relata la historia de un encuentro casual de una de nuestras amigas con el mismo Layne Staley:
"Mi hermana mayor conoció a Layne en un backstage en 1991. Dijo que era un amor, que la hizo sentir especial. Le contó a Layne sobre la muerte de nuestra tía y que yo pensaba en tomar drogas para hacer frente a esta pérdida. No pude ir a ese show, porque no tenía 21 años. Layne le preguntó si podía hablar conmigo.
Hablé con Layne durante lo que pareció una eternidad, me rogó que no recurriera a las drogas como solución para la pérdida de mi tía. Me dijo que él sufría de adicción y me contó que tenía dos hermanas casi de mi edad. Le prometí a Layne que me mantendría alejada de las drogas y 20 años más tarde he cumplido mi promesa con él."
"Y yo le pregunté '¿por qué te importa a ti, si no me conoces?' y me dijo 'yo no necesito conocerte para saber que te amo' ... eso significó todo para mi, porque pude sentir su amor y compasión. Él dijo que 'si puedo ayudar por lo menos a una persona a superar su lucha contra las drogas, sé que he cumplido con mi trabajo'."

Sin duda, la calidad como artista de Layne Staley, le hizo entender que su misión no era la de ser un rock star, sino que algo más allá. Y su propio dolor y sufrimiento lo hicieron comprender aun más aquello. Era una una verdadera misión espiritual. Recojo aquí otro texto del mismo poeta, Kahlil Gibran, que pertenece a su obra "El Jardín del Profeta":
"Para siempre estaremos en busca de playas, para poder cantar, y que nos oigan. Pero, ¿qué decir de la ola que se rompe donde nadie puede oírla? Lo que no escuchamos en nosotros es lo que alimenta nuestro dolor más hondo. Sin embargo, también lo no escuchado, lo insólito, es lo que forma nuestra alma, para hacer nuestro destino"
Y un poco más adelante, refiriéndose a la vida, señala:
"La Vida canta en nuestros sueños, y. sueña cuando dormitamos. E incluso cuando estamos abatidos y rebajados, la Vida está en su trono, y muy alta. Y cuando lloramos, la Vida sonríe a la luz del sol, y es libre hasta cuando arrastramos nuestras cadenas.
A menudo damos a la Vida nombres amargos, pero sólo cuando nosotros mismos estamos amargados y oscuros. Y la consideramos vacía e inútil, pero sólo cuando nuestra alma vaga por sitios desolados, y cuando el corazón está ebrio de sí mismo."

Uniendo todos esto elementos, uno puede descubrir a la persona que esta bajo la etiqueta de estrella de rock. Siempre fue un buen amigo y divertido, talentoso y carismático en el escenario, pero algo retraído cuando las luces se apagaban. Las drogas lo fueron consumiendo poco a poco, su estado de salud se fue deteriorando año tras año. El dolor se hizo parte de él, pero comprendió que, como dice "El Profeta" fue auto-elegido. Al parecer, sin quererlo, Layne al padecer dolor que le generaba su adicción a las drogas, quería darle un sentido, para poder emprender su misión espiritual y dejar un mensaje. De hecho, es por eso que ustedes están leyendo esto. "Así como la semilla de la fruta debe romperse para que su corazón se muestre al sol, así debéis vosotros conocer el dolor"

Y un ejemplo de esto es la canción "River Of Deceit". Mi amiga Catgirl me ayudó a tratar de explicar esto, y me envió el siguiente texto:
"Tratar de interpretar una canción es una tarea muy subjetiva, ya sea que como fan conozcas al artista de una manera profunda y logres quizas acercarte más a su punto de vista o que no lo conozcas en absoluto. Sea de cualquier manera, ninguna de las anteriores garantiza que tu interpretación este cerca de lo que el artista quizo expresar en un determinado momento de inspiración.
River of deceit es una canción de una belleza musical conmovedora, pero de una dureza lírica contundente. Layne desnuda su propio infierno personal asumiendo la culpa de ser el único culpable del dolor que vive... "yo mismo he elegido mi dolor, al menos así lo dijo el profeta..." proclama Layne, citando quizas a algun sabio budista que predica que somos responsables por las emociones que adoptamos.
El dolor que lo embarga es tan pesado que el mismo asegura que ni quemándose ni cortando su orgullo para comprar un poco de tiempo (aqui quizas se refiera a asumir que tiene un grave problema y que debe tomar un tiempo, comprárselo a la fama,  para dedicarse a si mismo), podra lograr salvarlo ya que ..." una cabeza llena de mentiras es el peso atado a mi cintura".  Con esto, él mismo se dice que puede engañar a los demás, pero no a sí mismo, ya que lo que traes en tu interior te sigue a donde vayas. Layne transforma a manera metafórica esta energia negativa en forma de un río que lo va empujando y llevando más y más bajo y cuya única desenvocadura posible es hacia abajo... "la única dirección para fluir es abajo..." esto me hace pensar que se siente sin salida.
Lo más interesante viene en la última estrofa, sobre todo porque deja una luz de esperanza para sí mismo. . . "Yo podría ahogarme o arrancarme la piel y nadar hasta la orilla." Asumo que con estas palabras trata de explicar que no quiere morir ni alejarse de la música (creo que a esto se refiere con arrancarse la piel) para conseguir su salvación.
La última frase sea tal vez la más dificil de interpretar, creo que todo por lo que cada uno de nosotros pasamos, sea bueno o malo, al final crea lo que somos o en lo que nos transformamos y pienso que es lo que Layne trata de transmitir en estas ultimas palabras, . ."ahora puedo volverme una hermosa concha para que todos la vean", quizas estar en ese rio fué su única opción o la prueba que le tocó vivir para llegar a la orilla transformado en una hermosa concha, aunque tambien pudo haber sido la elección que él tomó. 
Sea lo que haya sido y en mi opinion muy personal, lo que llevas en tu interior, sobre todo si es dolor,  te seguirá a donde vayas, no hay manera de que puedas huir de él . .." una cabeza llena de mentiras es el peso atado a mi cintura". Tú eres el dueño y el creador de tus emociones y tú eres el único que puede salvar tu alma..."yo mismo he elegido mi dolor, al menos así lo dijo el profeta.."
Nada puede alejar un dolor que tu mismo no quieres liberar... "podría quemarme o cortar mi orgullo..".." podría ahogarme o arrancarme la piel". Y lo mejor de todo, una vez que has llegado a la orilla, estarás transformado... "ahora puedo volverme una hermosa concha para que todos la vean".
Sabemos que físicamente Layne no pudo vencer ese infierno interior que le causaba dolor, lo que si nunca sabremos es si Layne logró vencer espiritualmente su dolor. Lo que si es seguro es que nos dejo una hermosa concha que seguimos admirando y disfrutando, su voz, sus letras, su música y esa personalidad alegre y juguetona. Ese es Layne para quienes lo amamos."

Como se sabe, tratar de entender que quiere decir un artista en sus obras, es algo muy complicado. En lo personal, cada obra de arte tiene el significado que uno quiera darle, pues cuando un artista termina su obra, deja de ser suya en términos artísticos, pasa a ser de aquel que la aprecie. Y en este caso particular, y muy modestamente, tratamos de dilucidar, a través de esta canción, "River Of Deceit", y relacionar esto con las palabras del baterista de Mad Season, Barrett Martin, y la obra de Kahlil Gibran, "El Profeta", al verdadero Layne Staley y su misión espiritual. Obviamente esto queda muy lejos de ser algo definitivo y absoluto, pues esta abierto a las críticas y opiniones. Pero esa es la idea, discutir estos temas ... y este es el sitio indicado. Ahora ustedes tienen la palabra ...

8 comentarios:

Nicoulus Bravinskov dijo...

Que grandioso ser. No tengo más palabras... Tanto un nudo en la garganta, como una gota de ese mismo río, errando por mi pómulo, sincera, corrosiva.

SilAliCe dijo...

Es increible como muchas personas viven toda su vida con experiencias que lo marcan a uno y que ese dolor lo sigue a uno como su sombra misma y lo daña tanto como el peor de los males... es triste leer esto, como una persona se "auto-sentencia" pero es agradable a su vez saber que existen personas que se preocupan por los demas; lastima que eso no bastara para hacerlo consigo mismo...

Gran hombre, gran pena, gran admiracion, gran musica, gran sentimiento... que vida no?

Nata S. Robinson dijo...

Siempre he pensado que todos de alguna manera nos "crucificamos" a nosotros mismos. Construimos nuestros propios destinos... Al final Layne sabía cuál era su misión espiritual... y finalmente logró transformarse en aquella concha hermosa al otro lado del río.

No critico a Layne en lo absoluto en sus decisiones. Cuando uno logra situarse en la perspectiva del otro (aunque sea un poco) se logra entender el por qué de las cosas. Las heridas que nunca sanan te dolerán por siempre, de alguna u otra manera estarán ahí molestándote.

Lo que realmente espero que nuestro querido Layne haya encontrado esa tranquilidad al cruzar el río.

Mis respetos, Layne T. Staley

Anónimo dijo...

Muy buena entrada, un placer leerlo y conocer sobre el tema. Con respecto a ello. Es increible como la historia se repite, el mismo mensage con distintas formas. Muy interesante. Un amigo mio dice que todos los escritores y artistas que se expresan mostrando cierta relevancia siempre son seres atormentados y parece ser verdad. Como si el dolor fuese parte fundamental de la alegria de un todo. Una losa pesada que los martiriza, pero necesaria.

Elizabeth Quinteros jofré dijo...

Me conmovi mucho con el texto , en general la vida de layne , es y será siempre el mejor , a pesar de su fatal vida que escogió ....

ohbachussahh dijo...

Incluso comentarlo es algo innecesario. pero esa forma de coger sus propios demonios, lo que a fin de cuentas le llevó a la tumba, y convertirlo en puro arte, en algo que te hace arder las entrañas (si conectas con ello claro), es increible y siempre será algo fascinante que perdurará para siempre (para unos pocos, afortunadamente) Layne tenía alma y expresaba sus sentimientos de una forma tan bella, con un fondo tan profundo que te duele, lloras y te sientes vivo celebrando que un tipo con esa voz y esa personalidad nos regalase todas esas increibles canciones. Layne Staley rules!

Rebeca Oreamuno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rebeca Oreamuno dijo...

Definitivamente me identifico plenamente con Layne,sin más palabras...