"The Devil Put Dinosaurs Here": cuando los monstruos vuelven a pisar fuerte


Antecedentes y grabación del disco

Después de casi 4 años desde la publicación del álbum "Black Gives Way To Blue", que trajo a Alice in Chains de vuelta definitivamente, este 28 de mayo de 2013 lanzaron oficialmente su nuevo disco, que lleva el nombre de "The Devil Put Dinosaurs Here", publicado por el sello Capitol Records. Técnicamente es el quinto LP de la banda, y el segundo desde su reunión oficial en el 2006, luego del fallecimiento de Layne Staley en el 2002, reunión oficial que comenzó el 10 de marzo en un show de Heart, como invitados especiales. Es decir, largo tiempo se tomaron, no sólo para publicar el "Black Gives Way To Blue", sino que también para publicar este nuevo disco "The Devil Put Dinosaurs Here". Realmente, este último lanzamiento era largamente esperado, pues las primeras noticias concretas sobre el nuevo álbum las tuvimos en enero de 2011, cuando Mike Inez anunciaba que en el verano norteamericano iban a empezar a trabajar en el nuevo disco. Luego en julio del mismo año, el mismo Mike señalaba lo siguiente: "Lo estamos tomando con calma. Todos estamos escribiendo canciones".

Y fue justamente en ese mes de julio del 2011 cuando comenzaron las sesiones del "The Devil Put Dinosaurs Here" en el Ocean Studios Burbank, completando ahí 3 canciones. Pero el hecho de haber paralizado todo tipo de "actividades Alice in Chains", desde el terminó de la gira BlackDiamondSkye junto a Deftones y Mastodon en octubre del 2010 (y por ende, paralizar gira promocional del "Black Gives Way To Blue"), les pasó la cuenta... y sobre todo a Jerry Cantrell, quien en ese momento se estaba recuperando aún de una operación en el hombro derecho, lo cual a la larga significó retrasar la salida del disco.

El productor del disco, Nick Raskulinecz contó qué fue lo que pasó en el Ocean Studios Burbank y de que manera les pasó la cuenta esta paralización: "era demasiada presión. Así que nos retiramos, y construimos un estudio casero para Jerry en su dormitorio. Tuvimos que traerlo de vuelta a lo básico. Había que levantarse por la mañana y tenerle sus cereales y escribir canciones. Sean vino y tocó la batería y configuramos la FXpansion BFD para programar la batería. Le dimos a Jerry todas las herramientas que necesitaba. Fue muy productivo. Después nos trasladamos a Dave's Room en North Hollywood para idear y perfeccionar las canciones con la banda antes de entrar a Henson. Terminamos en septiembre"



Fotos de Alice in Chains, grabando el álbum "The Devil Put Dinosaurs Here" en Dave's Room.

En los estudios Henson continuaron con la grabación de disco, en donde el equipo AIC/Raskulinecz recibió el apoyo del ingeniero en sonido Paul Figueroa. Todo ellos trabajaron laboriosamente en este disco, utilizando la gran cantidad de benéficos técnicos que aportaban los estudios Henson durante el proceso de grabación del disco.

La primera pista sobre el enigmático álbum se dio a conocer el 18 de diciembre del 2012, publicando a nivel mundial la primera canción del nuevo álbum (hasta ese momento sin nombre): "Hollow". Como ellos la catalogaron, fue "un regalo de navidad para los fans". Pero lo definitivo vendría en el 2013. En enero estrenaron el video oficial de "Hollow", en febrero dieron a conocer el título del álbum: "The Devil Put Dinosaurs Here" (dejando a muchos con cara de sorpresa e incredulidad por el título tan extraño), en marzo dieron a conocer la canción "Stone" (y se filtró adicionalmente "Phantom Limb" el mismo día). Posteriormente, publicaron un mockumentary (un documental falso), llamado "AIC 23" apoyando el lanzamiento del nuevo disco, y luego, el video oficial de "Stone".

Jerry Cantrell advirtió lo siguiente en marzo: "Hicimos un disco único que es completamente diferente de todo lo que hemos hecho. Encapsula un período de tiempo, al igual que todos los disco hechos. Verán nuestro crecimiento y como la banda está avanzando en un territorio nuevo en el que no hemos estado antes, pero no hemos perdido nuestra identidad". Y así es... este álbum explora temáticas totalmente nuevas para la banda, y eso ya se nota en el título del álbum: "The Devil Put Dinosaurs Here". ¿Qué clase de nombre es ese para un disco de Alice in Chains?

Realmente, el signo de interrogación surgió en muchos cuando se dio a conocer el título del disco. El título del álbum se tomó de una de la canciones del disco, que se llama justamente "The Devil Put Dinosaurs Here", y en general, vienen a plantear uno de los temas que se dice, en todo manual de buenas costumbres, que no se deben discutir sobre la mesa, como la religión y los sistemas de creencias, creados por el hombre, que plantean ideas que desde un punto de vista amplio son buenas, pero el factor humano lo arruina todo... en nombre de estos sistemas de creencias, se han cometido terribles crímenes a lo largo de la historia. Se ha nombrado muchas veces a distintas divinidades, todo bondadosas y virtuosas, para cometer horribles actos, que justamente entran en contradicción con todo el sistema de creencias que tanto defienden. Así que... cuando las personas empiezan a indagar un poco más allá de todo lo que nos dicen estas religiones, muchas veces se encuentran con situaciones que no tienen explicaciones sensatas. Y concretamente, en muchas religiones, no dan ningún tipo de explicación racional para situaciones fácticas que están ahí, al frente de nuestros ojos. Y un ejemplo es el tema de los dinosaurios... sus huesos están ahí regados por todas partes en todo el mundo, pero en ninguna parte estos textos religiosos, como la Biblia por ejemplo, los nombran. Cual es la respuesta: el Diablo fue quien puso esos huesos de dinosaurios aquí, para engañarnos, para confundirnos, para hacer dudar a los impuros... y en el fondo, para que Dios pruebe nuestra fe.

Sin pretender dar lecciones de fe de ningún tipo ni moralidad ni nada por el estilo, Alice in Chains tomó este tópico, como una de las bases fundacionales del nuevo álbum. Jerry Cantrell señaló al respecto: "El sarcasmo es una materia apreciada en esta banda. No hay un gran mensaje pero siempre me alucina que nosotros, como gente, no crecemos con el conocimiento que adquirimos. ‘El diablo ha puesto dinosaurios aquí para engañarte’. Es como si alguien dijera, ‘¡A Jesús no le gustan los maricas!’. Si tu sistema de creencias te enseña a matar a alguien porque piensa de forma diferente a ti, si discriminas a cualquier nivel, desde las preferencias sexuales a como alguien tiene sus orgasmos, ¡entonces vete a la mierda! ‘The Devil Put Dinosaurs Here’ habla de esa clase de ignorancia y del odio y el miedo."

"Así nace en Alice in Chains este concepto muy revisado por filósofos, teólogos entre otros, "El Diablo puso dinosaurios aquí", para hacer creer al vulgo en teorías tan controvertidas como la "evolución" y terminar con el mito de un Dios todopoderoso... la lógica por sobre la creencia. ¿Y si todo esto fuera verdad? ¿Estamos en presencia de un dilema fundamental en la historia humana?... La palabra del Diablo es sumamente lógica, pero a la vez te hace caer sobre nuestra misma ignorancia.
Este álbum basa  gran parte de su repertorio en esta temática, tan oscura y profunda como simple y blanca, como ya entendemos, todo es absolutamente relativo, Satán así lo establece."
Culto Alice in Chains

Y el artwork del disco fue hábilmente seleccionado por todas estas razones ya comentadas: fue creado por Ryan Clark, quien es vocalista y guitarrista de la banda de Seattle Demon Hunter y diseñador gráfico de Invisible Creature. La caja plástica del CD es roja, en ella se ve la imagen dual de un cráneo de dinosaurio, específicamente la de un Triceratops (Ver: Cuando el Diablo mete la cola: lo que se viene en el nuevo álbum de Alice in Chains "The Devil Put Dinosaurs Here"), pero al abrirla y ver la carátula sin el plástico, vemos que la dualidad craneal forma una figura muy "diabólica". En general, el booklet del disco utiliza los colores verde, crema y rojo, algunos huesos de dinosaurios y otras cosas de interés paleontológico. Esto corresponde a una esteganografía, es decir que a través de algunas imágenes o textos, se encripta un mensaje, que en este caso, es una imagen del diablo, que se oculta tras eso cráneos de dinosaurios.

Reseña
Hay que ser claros y honestos. No sé cual será el porcentaje de fanáticos de Alice in Chains que simplemente no aceptan la existencia de la nueva formación de la banda, pues no admiten, como si fuera una especie de herejía, que Layne Staley no esté más en la banda. Digamos que... la mitad de los fans de Alice in Chains no aceptan y le dan la espalda absolutamente a cualquier cosa que salga a la luz utilizando el nombre de Alice in Chains. La controversia se instaló luego de la reunión de febrero del 2005 y luego ya con la gira de reunión oficial del 2006/2007, y que se ha extendido hasta el día de hoy. Los bandos están claros en su posición y no dan sus brazos a torcer. Llegamos al 2013 y esta banda que se hace llamar Alice in Chains, que suena como Alice in Chains, y que tiene como integrantes a miembros de Alice in Chains, que creó una escuela que ha sido imitada por muchos en el todo el mundo, ha publicado otro álbum de magnífica factura. Y a pesar que la dirección del disco es distinta a todas las anteriores producciones de esta banda que se hace llamar Alice in Chains, incluyendo el "Black Gives Way To Blue", siguen sonando como nadie en el mundo... eso es Alice in Chains.

Los más pesimistas no dan nada por este disco, por el sólo hecho que no está Layne... OK. Dicen que es un verdadero sacrilegio, que sigan usando el nombre de Alice in Chains... OK. Dicen que se va al tarro de la basura, pues semejante mierda debe depositarse ahí... OK. Esta banda es de los condenados. Y lo saben... y la verdad, no esperan llenarse de aplausos gratuitos. Y no pretenden con este nuevo disco, al igual que con el álbum del 2009, convencer a nadie. Sólo a ellos mismo, que están muy conscientes del trabajo honesto y de corazón que hacen. La gente que no acepta la muerte de Layne (y que se suma a la muerte de Mike Starr, fallecido el 2011) es la que no comprende que efectivamente, la banda murió... pero luego resucitó. Recuerdo perfectamente el decirme a mi mismo, el día en que Layne murió, que Alice in Chains dejaba de existir, pues... no había manera de que siguiera existiendo esa banda, menos en el estado en que estaba por aquellos años, de total inactividad. Y cuando tu ves, que la banda asume primero, con mucho respeto, el deseo y las ganas de brindar un tributo a su amigo fallecido, de la mejor manera posible, como ellos saben hacerlo ni más ni menos, tocando música arriba del escenario, y luego ves que producto de eso, surgen cosas nuevas, de manera totalmente orgánica y natural, sin forzar nada, sino que tomándose todo el tiempo del mundo y necesario para ello, y ves además, que están haciendo nueva música de calidad, a la altura de Alice in Chains... simplemente te das cuenta que la banda tiene vida propia y que mira al futuro, y que no es una banda tributo (o peor aún, como dicen algunos, de covers). No puede ser una banda de ese tipo, si esta en constante evolución, creando nuevos proyectos, sacando nuevos discos, y con nuevos deseos y ambiciones.

Y en este sentido, es donde aparece el álbum "The Devil Put Dinosaurs Here". Simplemente, este nuevo disco marca una evolución en la banda, tan necesaria en el mundo artístico. Y este sólo es un nuevo capítulo en el libro de Alice in Chains, sólo es eso... que se está escribiendo todos los días, con muchas páginas aun en blanco. Si bien el "Black Gives Way To Blue" marcó una transición, en el cual, tuvieron que botar esa "bola de pelos" que tenían (como lo hacen los gatos) que tenían en sus gargantas desde la muerte de Layne Staley, debido a que no habían lidiado con ese tema como grupo, el "The Devil Put Dinosaurs Here" es un disco que viene a reafirmar la seguridad que tienen, dando pasos más firmes, y eso los ha llevado a experimentar en nuevas rutas. Caminan sobre seguro, en una ruta construida con su talento, su coraje y sus deseos de tocar juntos, con dinámicas ya conocidas y trabajadas.

La primera canción del álbum es "Hollow", que tiene un inicio demoledor, poderoso, estruendoso, mostrando todas las credenciales clásicas de Alice...  con una guitarra de Jerry Cantrell muy afilada y muy, pero muy pesada, que es acompañada por la guitarra rítmica de William DuVall, las cuales siguen el ritmo de la batería de Sean Kinney. Es una canción bastante pesada, que sin embargo, luego baja un poco las revoluciones... sin dejar de ser una canción pesada, que se arrastra. Y luego, vuelven a la carga las guitarras, sin dejar de machacar en ningún momento. Hay un solo de guitarra de Cantrell realmente memorable. Fue una muy buena elección para abrir el disco. Sean Kinney y Mike Inez se lucen demostrando que forman parte de una de las agrupaciones que tocan una de las secciones rítmicas más pesadas del hard rock. Y el sello ya clásico de Alice in Chains, se hace presente, con unas magníficas armonías vocales, que se mantienen casi durante toda la canción, salvo cuando DuVall canta la parte final de la frase "Silence, so loud / Silence, I can’t tell my up from down". Se detectan varias capas vocales, tanto en primer plano, como en el fondo. En cuanto a la lírica, fue escrita por Jerry Cantrell y tiene un montón de frases un tanto crípticas, pero también autolacerantes, tales como la anteriormente citada, que nos lleva a una situación de aislamiento, cuando sólo domina el silencio, tanto que podemos oírlo, del cual se trata de escapar, o como la siguiente:
"All of your colors turn to grey
Don't even matter anyway
Bleeding impressions where you were tied
Can't really say how you lost your mind"
Alice in Chains nos demuestra que todos los colores se pueden volver grises, lo cual es significativo, quizás ya pensando en esta nueva propuesta como banda. Ese gris sigue siendo sucio, oscuro, pero parte de una nueva etapa de Alice in Chains.
"es un track que rememora los mejores tiempos de AIC, seguro se convertirá en un clásico contemporáneo."
Doble Pedal Rock
"Es simplemente un brutal golpe al mentón. Un riff endemoniado comienza todo, para dar paso a una oscura calma, comandada por el tenebroso dúo vocal "Cantrell/Duvall" que se expande durante toda la canción."
Culto Alice in Chains

La segunda canción es "Pretty Done", que puede parecer una especie de continuación de "Hollow", pues va en la misma línea sonora, pero quizás es un poco más rítmica y que en ningún momento baja su velocidad. Es de esas canciones que invitan a cabecear y a cabecear. Las armonías vocales Cantrell/DuVall saludan a la bandera de la forma acostumbrada, como sólo Alice in Chains lo hace, de manera fantasmal. Nuevamente la sonoridad se sustenta en la densidad de las guitarras y de la batería, armónicamente seguidas por el bajo de Mike Inez. Hay notables intervenciones de Cantrell con su guitarra, que vienen a sazonar un poco más la canción. Esta canción también fue escrita por Jerry Cantrell. Contiene una lírica bastante peculiar, algo sarcástica en algunos puntos...
"So you got the thing you wanted
Don't let it go
Though it hurts your hand to hold it
Don't let it show
I'm pretty done
Once a favored son
I'm pretty done
Slap me 'round for fun"

"Un single menos “desesperanzador” que el anterior, con la energía mejor distribuida."
Doble Pedal Rock
"Tras la destrucción en "Hollow" el disco no baja sus revoluciones, y parte un enfermizo dúo en guitarras que hace recordar en partes a "Brush Away" manteniendo un sonido similar al "riff del mareo" que tan bien es demostrado en "Check My Brain"."
Culto Alice in Chains



El tercer track es "Stone", que nació de la mente de Jerry Cantrell. Nació en plena etapa de recuperación de Cantrell, aún convaleciente de su operación en el hombro, y por ende, aún no podía tocar la guitarra, así que a través de un mensaje de voz de su iPhone, le hizo saber al resto como era el riff de guitarra... tarareando. Así contó Mike Inez cómo surgió: "[Jerry Cantrell] se operó el hombro y escribió "Stone", cantando los riffs de guitarra en su iPhone! Fue algo increíble de ver." Es otra canción pesada como una gran piedra que se debe mover a través de un suelo pedregoso y árido, que no por eso deja de tener un ritmo accesible, con las guitarras pesadas ya acostumbradas por parte de Cantrell y DuVall, y con el solo infaltable del primero, que le pone más pimienta a esta canción. Mención más que merecida para las tremendas líneas de bajo de Mike Inez. Hay algo muy interesante en esta canción, pues en el juego ya clásico de las voces duales, marca registrada de la "casa Alice in Chains", las voces de DuVall y Cantrell nacen en los extremos de los versos, y se fusionan en el coro de la canción, como en una especie de sistema de turnos vocales muy bien estructurados. Sobre la lírica, esta es bastante directa, abrasiva... "I’m not a cornerstone in a palace for you / Time will bring your very own hard truth". Aquí no hay mensajes a medias... "I know you think I’m wrong but I’m not your tour guide".
Hasta este momento, el disco va en una sola dirección sónica, con un pesado sonido, que merodea como una serpiente en un charco lleno de lodo... pero eso va a cambiar radicalmente en los próximo tracks...
"Stone es un track donde todo está en su lugar, Cantrell, DuVall, Inez, y Kinney nos demuestran lo que es una banda equilibrada a través de una melodía densamente hipnótica. Uno de los momentos más logrados del disco"
Doble Pedal Rock
" "Stone" es simplemente una brillante pieza de "rock", acompañada de un potente bajo un recordable riff de Jerry Cantrell que hace recordar una versión más actual de "Acid Bubble". Esta canción mantiene la dualidad vocal entre Jerry y William aunque con un claro enfoque en la voz de Riff Lord."
Culto Alice in Chains

El cuarto track del álbum tiene un giro sonoro radical. "Voices" invita a reflexionar un poco más, a bajar las revoluciones que llevaba el disco hasta este momento. Es una canción que nuevamente fue creada completamente por Jerry Cantrell, que asombra con su comienzo que tiene algo inquietante, pero también algo familiar, casi espectral... Jerry comienza cantando, y luego lo sigue William, y cuyas armonías vocales aparecen en el momento adecuado, pero siempre girando como un remolino alrededor de la voz que cuenta la historia. Ambas guitarras, como también el bajo están muy bien logrados aquí, logrando evocar un poco el espíritu sureño country que lleva Jerry en su ADN. Esta un gran canción, a la que hay que darle varias vueltas. La canción comienza con la siguiente estrofa:
"Who am I? 
Is this me?
Am I wrong? 
Or thirteen?"
Es como si el protagonista de la historia (Jerry) saliera de está atmósfera espectral un momento, para cuestionarse ciertas cosas... ¿quien es realmente? ¿está equivocado? A pesar de tener cierto aire optimista, la lírica de la canción no lo es tanto... la verdad es bastante psycho en cierto sentido. El coro dice así:
"Everybody listen
Voices in my head
Everybody listen
Cause you'll see what mine says"
Reflejan ciertos pensamientos limítrofes entro lo real y lo imaginario, "todos escuchan voces en mi cabeza"... pero hay un recuerdo, de personas que ya no están, sin duda. Es una canción bastante personal, aun algo enigmática, en cuanto a su significado, pero es una de las mejores del disco. Y en el cierre de la canción, hay también un regreso a esa atmósfera espectral... como si esos pensamientos se hubieran ido... por el momento.
Dentro de la sonoridad metal que Alice in Chains usa en algunas de sus canciones, "Voices" aparece obligando a los oídos de sus auditores a replantearse (nuevamente) la idea de qué música es la que toca Alice in Chains, lo cual, a esta altura de su carrera, ya es un sello, el combinar esta sonoridad más acústica y melosa, con potentes canciones metaleras. Muy pocos se pueden dar ese gusto. Y Alice in Chains se mueve cómodamente ahí.
"Destacable intro acústico, memorable armonioso, que luego da paso a la batería y a DuVall en las voces para proseguir con un pegajoso coro ‘‘Everybody listen/Voices in my head/Everybody listen/Cause you'll see what mine says’’. Hace recordar en ciertas partes a Heaven Beside You, donde Jerry nos demuestra nuevamente que sus influencias country pueden ser del agrado de muchos no familiarizados con el género. Siendo una favorita (por no decir la preferida de la mayoría) de muchos sería muy gratificante oírla en alguna presentación acústica al 100%."
Nicolás Cannito
"Las voces en el cerebro de cada uno siempre retumban dentro de un tono que jamás entenderemos, cuando logras distinguir que ese tono no es tuyo, tienes serios problemas mentales, o son todas tus presiones diarias tratando de descomprimirse en tu mente... así es el trabajo del Diablo, AGOBIANTE."
Culto Alice in Chains

La canción que sigue es la que le da el nombre al disco: "The Devil Put Dinosaurs Here". Otra canción bastante oscura, muy arrastrada, que se mueve sinuosamente sobre el fango... o mejor dicho, me imagino a una serpiente, esa misma de la manzana y del Jardín del Edén, que se pasea pecaminosamente sobre huesos de dinosaurios. Tiene un sonido fantasmal y denso, que llena todo el ambiente que sólo Alice in Chains sabe crear, y esto se debe básicamente, en este caso, al potente sonido de guitarra, y al juego de armonías vocales. Esta canción es una ácida y mordaz sátira, de carácter conspirativo, al sistema de creencias que se basa en la teoría del Creacionismo, ideas que están contenidas en La Biblia cristiana.
El coro dice: "The devil put dinosaurs here / Jesus don't like a queer / The devil put dinosaurs here. No problem with faith just fear" (“El diablo puso dinosaurios aquí / A Jesús no le gustan los maricones / El diablo puso dinosaurios aquí / No hay problema con la fe solo miedo”). Si querían pasar desapercibidos para sectores fundamentalistas religiosos... hicieron un pésimo trabajo.
Jerry Cantrell señaló lo siguiente: "¿Cual es la vieja broma? Hay dos cosas que no debes sacar en una conversación o discusión: política y religión. Pero, maldición, creo que vamos a hablar de esto un rato (risas)." Cuando fue consultado sobre la inspiración de esta canción, dijo "Lee el puto periódico" y añadió "He visto que el mensaje básico de la mayoría de los sistemas de fe está en contradicción con como se aplica. El elemento humano lo arruina todo. Parece arruinar las verdades básicas de aceptación, amar a tu hermano, ayudar a los otros, no matar o robar. Todas esas son ideas buenas. Y la mayoría de las grandes religiones tienen esas cosas como dogmas básicos de su sistema de fe. Siempre me asombra que algunas de las cosas más odiosas y dañinas se hacen en nombre de alguna clase de sistema de creencias".
Si hacemos un flashback, Jerry comenzó a cantar en el coro de la iglesia, canciones que realmente daban miedo. En sus palabras: "Siempre estuve metido en vibras oscuras incluso antes de comenzar a tocar guitarra en la High School. En el coro cantábamos cantos gregorianos que vienen del siglo XIV y XV. Era música de iglesia que daba miedo." O sea, estos temas oscuro-religiosos también ya estaban metidos en la mente de Jerry, al igual que en la de William, quien no sólo tiene una fascinación especial por temas teológicos y de ocultismo, sino que también ha estudiado mucho estos temas. Así nos contó a nosotros eso, en una entrevista que nos concedió el 2012, su relación con la religión: "Mis actividades académicas en la Universidad Estatal de Georgia se basaban meramente más en la curiosidad total sobre la vida en general. ¿Nuestra existencia tiene algún significado? Si es así, ¿qué es? En cuanto a mi especialización en la religión, creo que es muy importante hacer una distinción entre la religión y la espiritualidad. Creo que uno puede ser espiritual sin atenerse a los principios de ninguna religión en particular. Habiendo dicho eso, mi estudio de las diferentes religiones fue, en parte, un reflejo de mi interés por la mitología y lo ritual. Veo la belleza y el terror en nuestra necesidad de ritualizar nuestras prácticas espirituales. Quería encontrar los elementos comunes que han existido en todas las religiones que se practican en todo el mundo a lo largo de la historia para descubrir los lazos que unen a la humanidad a través de los siglos. Por ejemplo, creo que es interesante que algunas de las ideas que asociamos como fundamental para el Cristianismo, como una "Regla de Oro", "Mandamientos" con el cual uno debe vivir, y el concepto del Nacimiento de una Virgen, que ya existía en el antiguo Egipto, hace miles de años antes de los tiempos de Cristo. Yo también estoy interesado en los patrones por los que la religión ha sido utilizada como una herramienta de control social por todos los imperios que alguna vez haya existido. No digo esto para denigrar las creencias espirituales o religiosas de alguien. Esto no es más que mi propia curiosidad , mi búsqueda personal del significado."
En la dualidad vocal Cantrell/DuVall se puede sentir el temor y la angustia que, de modo más general, los sistemas de creencias en todo el mundo infundan en sus seguidores. ¿Acaso grabaron está canción en una de esas catedrales de aspecto siniestro, que fueron construidas en la Edad Media?... si no fue así, el sonido evoca eso.
"Fear, Liar"

"The Devil Put Dinosaurs Here retoma la densidad inicial de la placa, totalmente lúgubre, digna banda sonora para el Día del Juicio Final."
Doble Pedal Rock
"Al escuchar desde el principio esta canción es inevitable traer a la mente la oscura Love, Hate, Love interpretada brillantemente por Staley, pero en esta ocasión nos encontramos con un monstruo de  magnitudes similares interpretadas a una sofocante perfección por William que acompañada de los riffs muy similares a los de L, H, L y una temática polémica y cruda hacen una muy buena canción para darle nombre a este álbum."
Nicolás Cannito
"El eterno debate acerca de lo que tus creencias pueden lograr, tanto para bien, como generalmente para mal, desde alejar a tu familia hasta catástrofes tan brutales como un atentado terrorista. La manipulación mundial por parte de una red de creencias ancestrales da como fruto tanto odio en la sociedad que cuesta ver las cosas en colores vivos, más que solo oscuridad."
Culto Alice in Chains


La canción número 6 del álbum es "Lab Monkey" se inicia con el sonido del bajo de Mike Inez, que amenaza con esta muy densa y pesada canción. Liderada por la guitarra y voz de Jerry Cantrell, la canción asume una lúgubre continuidad, que contiene notables intervenciones vocales de William, para alzar la voz y para crear las armonías vocales algo electrificadas. Hay un gran solo de guitarra, que sin ser ostentoso, pone la cuota épica necesaria en esta canción. Nuevamente Sean Kinney y Mike son capaces de llevar notablemente la melodía de está canción.
"Is the monkey breathing?
Lookin' kinda sick... 
Got a witty comment for me?
Have yourself a kick!"
"Does it make you feel good?
Are you full and strong?
Gonna end up in this cage and
I hope you stay as long"
Es claustrofóbica, como la sensación que deben tener los monos de laboratorio, que están esperando que los humanos experimenten en ellos.
"Tema que hace recordar mucho a la obra de Jerry, Siddhartha, Lab Monkey comienza con un intro de bajo distorsionado excelente que sigue demostrando esa permanencia de sonido oscuro y lodoso en la banda que dota a la canción de un ambiente con cierto cinismo y misterio, muy buen juego de voces a lo largo de la canción de Cantrell y DuVall que alcanzan un punto máximo al empezar el adictivo y poderos coro ‘‘High enough I don't need you to stick my eyes/High enough no more tears for me left to cry/High enough I don't need you to blind my eyes/High enough no more tears for me left to cry’’. 
En mi opinión la mejor canción de todo el álbum no solo por la energía, riffs sofocantes, su matiz entre lo oscuro, pesado y armónico al mismo tiempo sino por la gran semejanza comparada al ambiente de la gran mayoría de las canciones del Tripod que con el nuevo estilo actual acompañado del señor DuVall le dan a la banda."
Nicolás Cannito
"Un bajo con hermosa distorsión comienza esta densa y fúnebre canción que a pesar de sonar tan "Alice" como "Would?" o "Your Decision" es algo tan distinto al común del cancionero de Alice in Chains, que realmente sorprende.
Para hacer una comparación, podríamos hacer un nexo entre los trabajos de Pink Floyd, "Money" y "Learning to Fly" son sumamente distintas, pero a la vez al solo escucharlas, ya sabes que es Pink Floyd."
Culto Alice in Chains

El track 7 es "Low Ceiling". Esta es quizás una de las canción más melódica de todo el álbum. Aparentemente más alegre y edificante... pero no se dejen engañar... Alice in Chains son los maestros en crear algo bello a partir de tópicos oscuros: "Old Mr. Fun is back / Wonder where he's been at". Nuevamente Jerry Cantrell aparece en gloria y majestad como compositor y letrista completo, traspasando sus temores claustrofóbicos a través de esta canción, como lo hizo en muchas canciones de su álbum en solitario del 2002 "Degradation Trip". Las elucubraciones están a la orden del día: "I’m too big or this room’s too small / Why’s my ceiling another’s floor?". Otro solo de guitarra de Cantrell. Aquí hay un buen trabajo de Sean Kinney, digno de acotar.

Y la canción que sigue es... "Breath On A Window": Si la canción anterior era una de las más melódicas, esta es la MÁS melódica de todo el disco. Buen ritmo, algo pegajoso, que se arremolina y que tiene un notable cambio de velocidad y tonalidad, bien llamativo. Letras finales autolacerantes, acompañadas por grandiosos riffs de guitarra, que se escuchan en el hipnótico outro:
"I’d let you go
But you’re always in the way
I’m the damage done
Your scar of yesterday."

"Con una vibra muy al estilo de Low Ceiling pero más movida se logra hacer un tema muy agradable de escuchar a través de sus poco más de cinco minutos y especialmente por como Cantrell desenvuelve la canción con su voz y la maestría de guitarra que puede ser escuchada al final."
Nicolás Cannito



La canción número 9 es quizás una de las mejores de todo el álbum... "Scalpel" es hermosamente brillante.  Una canción acústica muy fina y elegante, que brilla con luces propias dentro de este disco tan denso y oscuro. La fibra country está en el ambiente, tan conocida por su autor, que nos lleva a esos hermosos parajes rurales, contando historias tristes, esas que te tocan el corazón. Jerry Cantrell nos transporta a un camino muy conocido por él, ya recorrido... son capítulos de su vida, que se viene a la memoria, experiencias dolorosas ya vividas, contadas a través de una armonía vocal apropiada, y muy bien apoyada por Sean Kinney en la batería.
"Been down that road before
It’s a lie"
Para Jerry Cantrell, no es nuevo esto del country, pues desde su primer álbum en solitario, el "Boggy Depot", ya conocíamos de sus composiciones en este estilo. Es algo que está en su ADN. Pero es primera vez que sale a flote en la discografía de Alice in Chains, aunque se puede decir que la canción "Heaven Beside You", del álbum homónimo del 95, tiene algunos elementos sureños también incorporados, pero que no es tan abiertamente country.
La voz de Jerry es acompañada en un comienzo solamente por su guitarra acústica, mientras cuenta la historia de esos sueños congelados, que quedaron atrás... "I'm far away / From my hometown I lit out / To save my skin and shed some doubt". Ahora mira su realidad, todo lo que ha vivido, y ya sabe que tan falso puede ser el suelo que está pisando...
"I know how false the floor
How high the sky
Been down that road before
It's a lie, you hide in someone else
Like a shining scalpel, cut yourself"
Progresivamente, lo acústico empieza a dar paso a lo eléctrico, de manera magistral, sobre todo para imprimir más fuerza al coro y a su mensaje.
Si bien hay armonías vocales, aquí el peso de la voz se la lleva completamente Jerry Cantrell, quien es apoyado de manera brillante por William DuVall tanto en su faceta vocal, como también con su guitarra rítmica. Mike Inez de manera brillante, también hace lo suyo notablemente, con unas líneas de bajo impecables. Repito, esta es una gran canción, una de las mejores, llena de texturas, que si bien toma del country muchísimos elementos, es llevada al mundo de Alice, sólo como ellos pueden hacerlo, de manera natural, con unas transiciones acústica-eléctricas de altísima factura, que de alguna forma, nos dejan vulnerables, nos tocan esas fibras más profundas, pero que aun así, tienen una gran fuerza.

El track 10 nos amenaza con "Phantom Limb", una de la canciones más pesadas de todo el disco, que fue creada por todos los miembros de la banda en conjunto. Para mi, es la mejor... (sobre todo si en mi ADN está muy presente la vertiente metal). Hay una distorsión de guitarras, que pareciera que nace desde una laguna llena de fango y viscosidad, que nos quiere atrapar. Aquí el liderazgo lo tiene William DuVall, tanto en la guitarra, como en la voz. Apoyado de gran manera por Jerry Cantrell, quien con sus riffs le da un cierto toque épico. Y también toca (otra vez) un memorable solo de guitarra. Esta canción nos atrapa, nos asfixia, como esa viscosidad que aparece de una laguna y nos arrastra, aunque luchemos, nos lleva. El ambiente creado por la banda se exacerba en los coros, con esa distorsión fantasmal en las voces...
"Gonna wear you like a second skin
I’ll haunt you like a phantom limb"
Tiene un gran ritmo, que sólo concede un tipo pausa en el mencionado coro. Gran trabajo en las líneas de bajo de Mike Inez y de Sean Kinney en su batería, que no hacen más que aumentar la potencia grandilocuente de la canción. Es un tremendo ataque sónico, que invitar a cabecear con fuerza.
"Every new second
Getting harder to breathe
No matter which side I end up on, this ain't over"

"Es quizás, la canción mas oscura y brutal del disco, "Phantom Limb", la cual es una jerga para referirse a lo que siente un ser humano al cual se le amputó alguna extremidad, al seguir sintiendo este miembro, sin tenerlo. Es fantasmal, es densa, es oscura, es fuerte. William DuVall mantiene su sello impuesto en la canción "Last of my Kind" acerca de temáticas sumamente profundas y dolorosas, basada en su formación temática y su amplio conocimiento filosófico y teológico."
Culto Alice in Chains


Y disco sigue, con la enigmática "Hung On A Hook", quien tiene a William DuVall como voz principal. Esta canción me recuerda mucho a alguno de sus trabajos con Comes With The Fall. No es fácil de digerir a la primera. Hay un tremendo trabajo vocal de William, en distintos niveles, a veces casi suaves susurros y en otras ocasiones, cantando con gran fuerza, sintiéndose firmemente apoyado en los ritmos hipnóticos que salen de las guitarras. Poco a poco, la fuerza de la canción comienza a crecer, pero sin dejar de tocar esa fibra íntima que nos deja indefensos. Nuevamente, esta banda toma elementos oscuros y fracturados de la vida, para transformarlos en las más bellas melodías, y en este caso, sentimentales y honestas canciones. Brutalmente honestas. Es realmente inquietante la letra esta canción, oscura, llena de pensamientos muy retorcidos, de aquel personaje que se está mirando al frente de un espejo, y que ve un rostro y también proyecta eso en la persona en que se ha convertido, y no la desea... quiere acabar con ella.
"I'm caught in a still life with no frame
Sometimes people do, the world it don't change"
"Give up awaiting someday
Future between a gun and your head
Pieces of me on a tile floor
Look up at you as you change more
Floating in fear I appear a hundred times"
No hay dobles lecturas, sólo una leve distancia entre un arma y una cabeza.
"Not gonna save you
Perform euthanasia"

"Una melodía atrapante que choca lentamente con una voz extraña, pero que no es ni más ni menos que una interpretación y demostración de las grandes habilidades de William DuVall para el canto que nos hace transportar a un paisaje un tanto parecido a TDPDH."
Nicolás Cannito
"William DuVall toma el protagonismo vocal en esta canción expandiendo sus tonos vocales con graves que jamás escuchamos en su repertorio. La letra de esta canción es realmente perturbadora, escrita por Jerry Cantrell, recuerda a "Feel The Void" de su disco solista "Degradation Trip". Pocas veces Jerry Cantrell a entrado en terrenos tan peligrosos como el suicidio, del cual esta canción toma aparentemente parte."
Culto Alice in Chains

Y el álbum cierra con "Choke", que parece que nos viene a calmar todos esos pensamiento oscuros que nos venía persiguiendo en las canciones anteriores. Gran trabajo vocal en el dúo Cantrell/DuVall, que ya terminando está reseña, en su análisis global, se puede decir que está absolutamente consolidado, y se mueven en todos lo terrenos, cantando uno primero, luego el otro, se juntan, juegan cómodamente con sus voces a sus anchas. Esa gran complicidad no es azarosa, sino que fue algo que por supuesto, el destino lo determinó, pero que fue fruto del trabajo honesto y de la gran amistad que fue aumentando con el tiempo, y sobre todo, del crecimiento como banda orgánica, todo lo cual desembocó en grandes trabajos vocales, como en "Choke". Jerry Cantrell haciendo lo que mejor sabe hacer con su guitarra, de manera notable, pero sin ostentar su talento natural, sino que lo pone al servicio de la banda. La transición acústica-eléctrica de la intro es notabílísima, algo ya recurrente también en este disco. Otro solo de guitarra impresionante. Buena tarea de Sean Kinney y Mike Inez, quienes impecablemente se llevan casi todo el peso rítmico de la canción, liderada siempre por la guitarra de Jerry.
De manera casi irónica, hay un anuncio de despedida de alguien que vive cuestionando al personaje de la historia...
"Before you ask for something better
You should know I'm practiced at goodbyes
Are you so deprived
Think you're doing me a favor
I don't need no lesser savior
I'm doing fine"
Cómete tu orgulloso solo, no necesito un salvador, estoy bien.
"If it's so hard to walk this road we mind
Then it's time to say goodbye"
Esta es una canción muy apropiada para el final del disco. Con esto se cierra el álbum, y realmente, hay que escucharlo varias veces, para que en su contexto global, se pueda masticar cada uno de los tracks.

En términos generales, como comentario final, hay que decir que este es un gran disco, y deja un muy buen sabor de boca, como si fuera un buen vino de fina selección. Si bien, para mi sigue siendo el "Dirt" el mejor disco en el catálogo de Alice in Chains, el "The Devil Put Dinosaurs Here" ocupa un lugar destacado, que incluso podría ir a la par del "Facelift" o del homónimo de 1995... podría, pero eso seria algo injusto, pues las circunstancias en que cada uno de ellos se gestó y publicó, son muy distintas y marcan pequeños capítulos de la vida de los integrantes de la banda. Más aún, pensando que ya no está Layne Staley. Pero, como este disco nació dentro de esta "segunda vida" de Alice in Chains (soy de los que creen que si... Alice in Chains murió, y si... Alice in Chains resucitó), es más justo compararlo con el "Black Gives Way To Blue", y con seguridad, puedo afirmar que es superior. Hay una evolución notoria, y se nota lo consolidados que están como banda. Quizás, a priori, cuando aún estábamos esperando que fuera publicado el disco, quería que esta nueva producción fuera más brutal, que desatarán todos sus demonios más viles y los plasmaran en canciones, de la forma más visceral... Pero al escuchar el disco en su totalidad, el sonido apunta claramente a otro lado, y dentro de la evolución de la banda, se nota que hay exploración y experimentación, cuyos resultado fueron sorprendentes. Esto fue como si la banda nos tocará el hombro y nos dijera: "Hey, nosotros somos Alice in Chains, no tú... no decidas lo que queremos hacer y lo que queremos tocar." Tienen tanta seguridad en su capacidades, que son capaces de dar un paso más, de explorar nuevas temáticas y nuevos sonidos, y sentirse lo suficientemente orgullosos para seguir llevando el sonido de Alice in Chains por todas partes, respetando el legado de esa banda que escuchamos en los 90, pero también mirando al futuro, sin miedo. Y es más, la banda aún no logra desatarse de los fantasmas de Layne Staley, y de ahora, también de Mike Starr, quien falleció el 2011, pero no de mala manera, como tratando de emular o igualar lo ya hecho. Este disco tiene una mirada al futuro, pero con Layne Staley y Mike Starr muy metidos en el corazón, pues saben, sobre todo Jerry Cantrell y Sean Kinney, miembros fundadores, que ellos también pudieron haber corrido esa maldita suerte tan fatal, y además, saben que la mejor manera para seguir recordándolos y honrándolos, es tocar su música en los escenario. Y como símbolo, usan las letras "LSMS" la batería de Sean, para decirle a todos que esta banda tiene 6 integrantes y están todos ahí.
Mención especial para sección de agradecimientos del disco, en donde se da las gracias a la Layne Staley y Mike Starr, y a sus familias. Y también para el comentario final de Sean en sus agradecimientos, el ya clásico   saludo a "all of my extended family & all of my friend... except that 1 guy", que ya había aparecido en el "Black Gives Way To Blue", y que es una referencia al escueto, pero muy llamativo agradecimiento de Layne en el disco homónimo del 95: "All my family & friends, except that one guy". ¿Quién demonios será "that one guy"?

"Después de escucharlo, la sensación que deja es la misma que produjo su anterior Black Gives Way To Blue. La banda ha sabido sobrevivir a la ausencia del entrañable Layne Staley, el para muchos irremplazable corazón de AIC, aunque esto puede generar algunos costos. The Devil Put Dinosaurs Here es un buen álbum, aún así sigue faltando ese plus de los grandes momentos de la banda. Pero la música está para disfrutarla y el disco permite ese placer por varios momentos lo cual no es poco, para nada."
Doble Pedal Rock

"The Devil Put Dinosaurs Here demuestra que Alice in Chains sigue tan vigente hasta la fecha como lo hizo hace dos décadas, que puede salir adelante a pesar de algunas pérdidas lamentables. Si bien se podría apreciar como un álbum menos oscuro que su predecesor BGWTB eso no quita que siga siendo un excelente disco a las expectativas que muchos han tenido a la espera de estos preciados trece temas. A palabras de la banda esta producción fue realizada por seis integrantes algunos en instrumento y otros en mente y espíritu por lo que uno ya debe saber lo que le espera a lo largo de estos temas cargados de energía y vitalidad donde se puede apreciar un mayor desenvolvimiento principalmente de DuVall en las voces."
Nicolás Canitto

"Una de las cosas que suelen pasar es dejar que el lado fan sobrepase a la objetividad al dar una opinión y te quite la perspectiva de lo que realmente puedes encontrar en un disco. Procuramos en lo posible que eso no suceda. Cuando me enteré de que Alice In Chains estaba trabajando en su nuevo disco (que ya se puede bajar por internet), la primera cosa que se me pasó por la cabeza era que este segundo trabajo con Duvall sería la prueba de fuego para él. Que The Devil Put Dinosaurs Here era el disco en que él podría mostrar sus dotes vocales y que su PARTICIPACIÓN COMO VOCALISTA PRINCIPAL SERÍA DETERMINANTE. Lastimosamente al igual que en el anterior disco (Black Gives Way To Blue), es notorio que Cantrell ha sido meticuloso y cuidadoso y decidió usar las armonías y dobles voces(que como todos saben ES LA MARCA REGISTRADA DE ALICE IN CHAINS) pero la pregunta es... Cuánto tiempo habrá que esperar para escuchar a Will como VOZ PRINCIPAL? Quisiera escucharlo en más canciones en ese rol. No necesito decir que con Layne eso no pasaba... puede ser que se sientan cómodos trabajando de esta forma... pero me queda debiendo. En The Devil Put Dinosaurs Here nos podemos dar cuenta que la oscuridad sigue siendo el elemento predominante en el sonido de AIC. Cantrell anda afilado en las seis cuerdas y sus solos son memorables. La batería de Sean suena contundente y el bajo de Mike en Stone es determinante. El disco tiene momentos relevantes como en Pretty Done que es la esencia de lo que es Alice In Chains en la actualidad y que considero mi favorita del disco. Para muchos Voices es una de las destacadas del disco donde concuerdo que recuerda al Boggy Depot de la etapa solista de Jerry, de hecho me atrevo a decir que será un single. La canción que da nombre a este trabajo es otra de mis favoritas con un intro que crea densidad que se disipa cuando las voces de Will y Jerry se juntan. Low Ceiling y Breathe on a window me agradan bastante. Hung on a Hook para mí la canción más pobre en este disco. Al final podemos decir que The Devil Put Dinosaurs Here es un disco aceptable pero no es contundente desde mi punto de vista. 7.9/10."
Layne Cantrell

"Musicalmente hablando, "The Devil Put Dinosaurs Here" representa un enorme salto en madurez representado al oscuro y potente "Black Gives way to Blue". Este nuevo disco pasa por todos los matices expuestos en la carrera musical de Alice in Chains. Melodías tan brutales oscuras y tenebrosas que perturban, pasajes acústicos que hacen recordar a Jerry en su "Boggy Depot" o el mejor de los casos al épico EP "Jar of Flies". La dualidad vocal Cantrell/Duvall en su plena consolidación, riff's de orden satánicos, una base melódica "bajo/batería" excelentemente trabajada, en fin, un disco logradísimo."
Culto Alice in Chains

Agradecimientos muy especiales para Doble Pedal Rock, Nicolás CanittoCulto Alice in Chains y Layne Cantrell, quien compartieron sus impresiones y visión del disco con nosotros, las cuales fueron incluidas en esta reseña, con el objetivo de ampliar el espectro crítico del álbum, y por ende, formar parte de esta "reseña comunitaria". ¡Muchas gracias! 

3 comentarios:

Sgt D' dijo...

Me encanto el disco, es hipnótico y pesado, muy dark, en mi blog deje una reseña que comparto con uds. Slds

Anónimo dijo...

Estupendo review... TDPDH es un DISCAZO con letras mayúsculas... A mi entender, superó con creces al Black gives way to blue... El nivel de las canciones es excepcional, y al señor Will DuVall ahora sí que lo siento como una verdadera parte de la banda... La canción que más me impactó, fue Hung on a Hook y no pudo estar más de acuerdo con el comentario que se hizo aquí de aquel corte... la voz de Will BRILLA en todo momento... Agradezco que Jerry le haya cedido la voz principal, pues suena muy refrescante de escuchar... Una canción bella e inquietante que desde el miércoles 29 (fecha en que me compré el Cd) no me puedo sacar de la cabeza... En resúmen, un trabajo redondísimo que deja en claro que tendremos AIC para rato, deleitándonos con su "luminosa oscuridad"... Espero que regresen pronto a Chile a mostrar el álbum, idealmente en solitario y no como parte de un festival... Gracias AIC por esta gran nueva obra!. - Sebastián

P1be Br@zooka dijo...

excelente disco q digeri en partes .... sigue en la linea del anterior ... lo q destaco es que AiC sigue en la busqueda de honestidad musical brutal que tuvo con Layne... coincido q es una banda q murio / resucito .... el merito es del sr Jerry Cantrell que es un humilde genio musical ...